ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Muerte de grafitero

Politización


 En primer término y para no confundir, en forma clara expreso que estoy absolutamente en contra de la violencia que vivimos en la que se inscribe este asesinato. No obstante el hecho en sí y las derivaciones y declaraciones posteriores me dan mucha pena.

Por un lado el Sr. Senador Marcos Otheguy, irresponsablemente introduce la política en este caso. Por el otro y para quienes defienden la campaña “Vivir sin miedo”, se enfrascan en, para mí, una discusión sin sentido. Realmente no se si la definición correcta es sin sentido porque en realidad muestra el paupérrimo pensamiento político de unos y otros.

Políticamente con su declaración el Senador Otheguy nos dice, es más importante el vil asesinato de un correligionario comunista que las 57 muertes que llevamos ya en el correr del año.

Aunque no lo quiera le está diciendo a 57 familias, que su muertos son muertos de segunda, que no le importa su dolor, lo importante es que ahora le tocó a la Fuerza.

Por su parte la oposición demuestra que no está preparada, que han pasado al ostracismo las enseñanzas de muchos líderes. Imagínense ustedes el festín dialéctico que se hubieran hecho por ejemplo Batlle o Wilson.
Es decir, la oposición da por hecho asumido también que hay dos tipos de muertos. No demuestran un pensamiento político de altura.
El Sr. Otheguy y otros del Frente que han hablado por el contrario demuestran que sólo se mueven cuando les toca a ellos. Eso es lo que ha ocurrido por ejemplo en casos políticos judiciales ocurridos recientemente. Si el ofensor era de la oposición condena civil lisa y llana y hasta sin escuchar explicaciones. Ahora si el ofensor es de la Fuerza, abroquelamiento, protección, secretismo y apañamiento.

No creo que ni Otheguy ni la oposición lean éstas líneas si son publicadas, pero si lo hacen, un solo pedido, bajen de sus pedestales, dejen de pensar en el partidismo mal entendido. Nos están matando de a poco y en una muerte no importan sus colores. Por el contrario con sus actitudes demuestran que poco les importa lo que le ocurre a sus votantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas