ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Motociclo


@|Una más, y van... Nos hemos ido quedando sin fábricas, sin identidad, sin productos con valor agregado. 

Recuerdos de Funsa, de la vieja fábrica de vidrios en el Buceo, de Metzen y Sena, de las viejas fábricas de la calle Veracierto en Malvín Norte, recuerdo también las frazadas de Aurora, Bao, etc. 

Hoy vemos caer a Motociclo, luego de varias generaciones dando un impulso a la vida sana, a la diversión, a la defensa del medio ambiente y por sobre todo, dando trabajo a cientos de familias. 

Es verdad que muchas de estas fábricas, ya en el olvido, no tendrían cabida en la ecuación económica de hoy día, que quizás haya que apostar a otras actividades de mejor salida al mundo, como lo seguirán siendo el campo, carne, granos; pero de todos modos éstas daban trabajo a miles de familias, mucha más fuente laboral que las clásicas. 

Dónde irán a parar todos estos empleados, de tantas sucursales, qué será de sus familias, de sus ingresos, de su vida...

Esta situación me llena con una gota más el vaso que me confirma el porqué de tanta gente en el ámbito estatal, sin riesgos, sin temores ocultos, sin despidos... 

Confirmo una y otra vez las respuestas en consultas de encuestas, en la que todo uruguayo anhela un empleo público. 

Claro, que en el ámbito estatal es poco lo que realmente se genera para producir, exportar, etc. La masa estatal en todo ámbito, y por sobre todo en oficinas, no hace más que engrosar los gastos públicos del gobierno, del país. 

Mal o bien, con o sin críticas, al fin y al cabo estos directivos, dueños, de estas empresas como Motociclo, apostaron su capital a producir, generando cientos de fuentes laborales, arriesgando siempre sus ingresos, muy por el contrario de los que dejan sus capitales en bancos o inversiones financieras que solo le dan rédito a ellos mismos. 

He trabajado en la mencionada firma hace ya mucho tiempo, en una línea que también tuvo que cerrar por problemas de barata competencia.
En fin, esperemos que quienes llevan la dirección del país analicen estos casos y prevean un lugar para todos aquellos trabajadores que año a año van quedando en la calle, con o sin profesiones, pero con una familia atrás.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas