ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Moreno y solos


A la justicia se la representa como una persona ciega que sostiene una balanza. También recuerdo el apodo que le habían puesto a un chófer de una empresa de transporte de pasajeros: “La justicia” porque tardaba pero siempre llegaba…

En las películas del Lejano Oeste, la justicia era rápida, estaba la caballería que llegaba cuando los indios feroces tenían rodeados a unos pobres colonos, que sólo querían apoderarse de sus tierras, o estaba el “cowboy” que sacaba sus pistolas para liquidar a los malhechores.

Ahora, en la época de “formalizar”, aparece un fiscal más rápido y convoca a un “malvado ex-comandante” que habría sido omiso en denunciar un delito desde su función de servidor público.

Aparentemente, según opinión del acusador, tanto subalterno como superior, también enterados del mismo delito, no serían responsables de la misma omisión.

Correspondería que nos preguntáramos, quién reparte el trabajo entre los fiscales, puesto que según versiones de prensa, hay un fiscal que tendría que investigar más de quinientos asesinatos – el solo – y habría algún otro que se dedica con presteza a acusar a una persona por haber “omitido” denunciar un crimen cometido hace casi cincuenta años...

Dado que el acusado es uno de los candidatos a presidente, los políticos en general han expresado sus opiniones, generalmente en contra de esta situación. Es también sugestivo que se trate de un candidato de la oposición y más aún de la malhadada “derecha”. Se podrá argumentar sobre la independencia de la justicia, como uno de los tres pilares de la democracia, pero casualmente las fiscalías dependen del poder ejecutivo...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
volver a todas las cartas