ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

¡Montevideo huele a orines, Sr. Presidente!

Indigencia


@| Sé que no hay una solución fácil, Sr. Presidente Vázquez, para esos cientos de compatriotas que han quedado marginados del resto de la sociedad y deambulan noche y día por las calles de este Montevideo turístico al cual, pese a todo, algunos analistas internacionales se empecinan en catalogar como una de las mejores ciudades para vivir.

Nadie puede negar que lo que ha hecho Uruguay en materia de inclusión social es, sin duda, encomiable. Sin embargo, es una pena que desde una buena intención, y un formidable esfuerzo de la sociedad, se haya llegado a los excesos y los abusos de una total anarquía social. El gran problema y el gran error con estas inclusiones sociales que se han pretendido hacer en nuestros países a partir del siglo XXI, es que a su vez se excluyen y desplazan los derechos de quienes legítimamente los han conquistado, tanto a través del ordenamiento legal que les da esos derechos, como del cumplimiento de sus obligaciones y de su contribución con la sociedad.

Pero pese a los innumerables llamados al Mides, a la IM y a la Policía, se sigue repitiendo la toma de nuestros espacios públicos, veredas, esquinas y ochavas de edificios por parte de individuos desconocidos que se instalan con colchones, mantas, cajas, sillas, y otros enseres, como verdaderos acampantes, orinando tras los contenedores de basura y alterando las costumbres ciudadanas y las más elementales normas de convivencia.

Hoy Montevideo huele a orines, Sr. Presidente; y es muy desagradable caminar con familiares, amigos o visitantes turistas por estas calles y veredas que, aunque se pongan los mejores esfuerzos para iluminarla y arreglar sus veredas, e invertir cientos de miles de dólares en atraer a los turistas, el espectáculo poco digno de ciudadanos tirados como bolsas de basura en las calles y haciendo sus necesidades tras los contenedores de basura, no ayudan ni a la convivencia digna entre los uruguayos, ni tampoco a la imagen de cordialidad y calidad de vida que pretendemos exportar.

Montevideo huele a orines, Sr. Presidente; y los olores nos invaden fundamentalmente en estas calles céntricas que, por ser las más elegidas para visitar, también son las más elegidas para acampar, haciendo de Montevideo un gigantesco asentamiento sin orden y sin ley. Creo que la inclusión de unos, Sr. Presidente, no debe estar basada en el irrespeto de los derechos y la exclusión de otros!

Por favor, Sr. Presidente Vázquez, que este 2018 sea el año de una inclusión social total, sin desmerecer los derechos a una mejor calidad de vida que todos queremos disfrutar!
¡Felices Fiestas!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas