ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Migraciones - Aeropuerto de Carrasco


@|Estas líneas van dirigidas a Migraciones del Aeropuerto de Carrasco y a su Ministerio correspondiente.

He llegado a Carrasco proveniente de Madrid en el vuelo UX 045, el día 21/08/21, a las 7:30 hs., de paso o “tránsito” a Buenos Aires, mi lugar de residencia.

Con mi historia sanitaria completa, dos dosis de AstraZeneca, PCR negativo, QR obligatorio y una historia clínica con un padecimiento cardíaco firmada por un profesional en España solicitando mi pronta intervención.

Envié el pedido de ingreso al país, pero nunca se me contestó, tuve varios problemas para hacerlo.

Al llegar a Migraciones no se me dejó ingresar al país por no tener dicha autorización, Id 4697327, además de haber mostrado los correos electrónicos enviados a esa dependencia solicitando el ingreso.

Pues bien y aquí viene lo bueno, me enviaron a sala de embarque “cuasi detenido” y ahí estuve durante 29 horas sin poder salir, sin comer, sin beber, sin los mínimos requisitos para sobrellevar ese momento. Me sentí peor que un perro abandonado. No se me ofreció una botella de agua, una manta para taparme, pasé la noche más fría de mi vida con el aire acondicionado a full y los 500.000 watts de potencia de todas sus lámparas encendidas apuntándome a la cara.

Ninguna persona de Migraciones vino a preguntar cómo estaba y si necesitaba algo. Aclaré también que venía de viajar desde Palma de Mallorca con 24 horas de viaje encima. Nada sirvió para “ablandar” a la gente de Migraciones. Nadie se acercó a ver qué decía mi historia clínica, si era urgente o no; nadie, ni siquiera un profesional de la medicina se acercó.

Después de la fatídica noche que había pasado me preguntaba qué había hecho para estar ahí y en ese estado, sin bañarme por 53 horas, estresado, maloliente. Y todavía otras 24 horas más que me tocarían hasta llegar a destino ya que fui devuelto a España por no tener el permiso de entrada a Uruguay que yo pedí y nadie me respondió. Pregunto: ¿no hay otra forma de actuar? ¿Era yo un narcotraficante? ¿Un homicida? ¿Un ladrón? No, nada de eso, no tenía la confirmación de entrada al país.

Y ahora va la perla...

Conmigo estuvo, ese mismo día, entre las 12 y las 15 hs (se puede ver en los registros), una señora colombiana que ni siquiera había pedido el permiso.

A ella la llamaron y la dejaron entrar. Entonces: ¿la ley es igual para todos en Uruguay?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas