ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Algunas mentiras sobre la igualdad de género


@| Comenzaré por aclarar, para quienes no me conocen, que crecí entre mujeres, fui criado por ellas y para ellas, por lo que el respeto a la condición de fémina es para mi algo similar a los diez mandamientos, no hay forma de no cumplirlos. He defendido y defenderé siempre los derechos de la mujer, porque soy orgullosamente: hijo, nieto, esposo, sobrino, primo y sobre todo padre de mujeres, así que dañar con el pensamiento a alguna mujer es para mi una especie de terreno vedado. Situación que no implica que me sienta obligado a denigrar de mi condición de hombre, de la cual en igualdad de condiciones me siento exageradamente orgulloso. Todo esto lo digo, porque acostumbrado a que mis textos causen polémica, estoy seguro que lo que diré ahora lo utilizarán para endilgarme etiquetas como machista, misógino, tarado (de eso si quizá un poco) y sobre todo extremista, pero igual lo voy a decir:

1. La sociedad actual ha comenzado a emplear un manejo de la interpretación de la realidad haciendo una especie de resemantización de los valores lógicos que cada sexo tiene y comenzaré por hablar de sexo, que no de género, porque ambas cosas son absolutamente distintas. Veámoslo así: una jirafa puede tener sexo masculino o femenino, pero su género siempre será femenino. El sexo señala una condición biológica, determinada por la naturaleza, por Dios para quienes somos creyentes: mientras que el género es una designación gramatical independiente del sexo del ser aludido. Entonces vienen las implicaciones legales en las cuales si un hombre se hace una operación para mutilarse su pene y transformarlo en una imitación de vagina, que no en una como tal porque no es original, estaría cambiando legalmente, si la constitución lo permite, de género por que dejaría de llamarse Mario, para llamarse María. Pero desde el punto de vista biológico y así lo certifican los estudios genéticos que se le hagan su sexo seguirá siendo masculino, aunque se vea tan bien que pueda concursar en el Miss Universo, como Miss España, físicamente y legalmente ella es una mujer, pero biológicamente es un hombre, le guste o no lo es y tiene que inyectarse operarse y hacerse cualquier tipo de cosas para aparentar ser mujer, porque según los psicólogos es una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre, yo no discutiré eso. Ese es ámbito de psicólogos y psiquiatras, así que ellos tendrán pruebas científicas, que respeto, para decir eso.

2. La igualdad de género es un esperpento progresista vacío y discriminatorio, además de ofensivo contra la condición misma de ser mujer. Algunos países, casi todos los de América Latina, legislan para que se incluyan a las mujeres en un porcentaje considerable y especifico en las listas para el congreso o cierto tipo de cargos. Aun peor la noticia en los periódicos suele ser: ”el 20% de los ministerios del gobierno está conformado por mujeres”. En lo personal considero una falta de respeto para las mujeres, que deba legislarse para darles apoyo, como si fuesen seres incapaces o no dignas de ganarse dichos puestos. Yo como lo he dicho en los párrafos anteriores estoy orgulloso de decir que las mujeres que conozco dentro y fuera de mi familia son tan capaces o más que cualquier hombre, por lo que el aplicar este tipo de leyes es irrespetuoso, ofensivo, discriminatorio y denigrante para las féminas, quienes además parecen haber sido entrenadas a través del marketing para celebrar el logro de que se les considere dignas, como si ya no lo fuesen. Me molesta sobre manera ver esas manifestaciones, ridículas, de mujeres que dicen: logramos con presión que se nos incluya un mayor número de mujeres en las listas al congreso, a los cargos públicos o científicos. No sé si logran entender que el tener vagina o pene no tiene que ver con capacidad mental, inteligencia, ni eficiencia. Como dije anteriormente el sexo es biológico y es la única diferencia que Dios, o la naturaleza, para los ateos, estableció entre nosotros. ¡He dicho!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas