ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Memorias de un badulaque


Las revoluciones insensatas las pergeñan y azuzan los zorros viejos y las protagonizan (padecen) los jóvenes tarambanas.

No sé si alguien lo dijo pero, si no lo hizo, debió decirlo. (No es fácil inducir ni abducir a un viejo, por más tarambana que éste sea...).

Zabalza, nacido en una familia rural de posición económica acomodada, política y tradicionalista ( "blanca", por mayor abundamiento), vive hoy , achacoso y avecindado entre esforzados pescadores, en Santa Catalina, un barrio humilde de la costa oeste montevideana, no frecuentado por turistas, la contracara de aquel Punta del Este que disfrutara en su infancia y juventud de "niño bien".

Hoy, casi sesenta años después de su idealista propósito inicial, el ex-guerrillero del MLN-T (Movimiento de Liberación Nacional -Tupamaros) reflexiona sobre la deriva del movimiento que integró en sus años mozos y que le costara la libertad y la salud, entre otras pérdidas no menos dolorosas.

Y que, "colateralmente", nos dejó doce años a oscuras y mudos a todos los uruguayos.

Si tenemos la paciencia de separar y desechar la paja y la cáscara reseca, tendremos la recompensa de encontrar el grano sustancioso (la experiencia) de su relato.

Y no hay relato humano, por más ruin que sea, que no contenga sustancia.
Tal vez Zabalza se hubiese (y nos hubiese) ahorrado mucho dolor, personal y social, si él y otros jóvenes, bien intencionados pero irreflexivos, hubiesen escuchado y entendido e al Che en su largo, claro y honrado discurso de 1961.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
volver a todas las cartas