ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Mejor callar


@|En nuestro país existe lo que se denomina democracia representativa, es decir, democracia que se ejerce a través de representantes surgidos de elecciones libres y periódicas.

En 2019, el pueblo uruguayo decidió promover un cambio en la orientación política que había gobernado en los últimos quince años.

Para ello, a instancias de un ex-Presidente se promovió una coalición de diferentes partidos políticos bajo un programa único de gobierno. Se hizo manteniendo la independencia de directivas e ideologías políticas, es decir, un esquema mucho más democrático que el llevado adelante por el FA, donde una veintena de partidos votan bajo un lema único, a su vez sujeto a una autoridad única.

Este nuevo esquema opositor desacomodó al FA, que en su soberbia de 3 períodos de gobierno con mayorías parlamentarias creyó que con su sistema de dádivas y amenazas hacia los sectores de la población más desvalidos, más todo su aparato propagandístico cautivo, lograría disimular sus graves errores económicos.

Entre ellos, los más destacados, los desquiciados proyectos en Ancap, Pluna, Gas Sayago, Aratirí, etc. que condujeron junto con los 70.000 nuevos empleos públicos, al 5% del PIB de déficit fiscal, creciente deuda pública, 10,5% de desocupación y de pobreza e informalidad crecientes.

La derrota pegó muy fuerte sobre sus planes de permanencia en el poder.

Antes que el nuevo gobierno asumiera, ya mostraron su estrategia de confrontación atacando con artillería pesada contra la LUC (Ley de Urgente Consideración) y cuando apareció la pandemia del coronavirus, a los pocos días de instalado, lo hicieron contra las medidas de confinamiento decretadas.

Allí apareció su brazo sindical llamando a caceroleo y luego el reciente ex-Presidente convocando a “cuarentena obligatoria” en una entrevista radial con un medio afín.

No ha pasado día alguno en que no aparezca ya sea en las “redes sociales” o en la prensa afiliada, algún menoscabo al accionar del novel gobierno.
Se escrutiña cada palabra, acto o intención de cada integrante de la coalición para explotar posibles diferencias o fisuras, que puedan ser usadas para su desprestigio. Acá poco importan los indigentes de la calle, que el actual Mides tuvo que atender y que el anterior no había logrado hacerlo a pesar de los millones de pesos gastados. O los desocupados no afiliados al Pit-Cnt a los que nunca les llegó el seguro de paro, o los ciento cincuenta mil jubilados o pensionistas ganando trece mil pesos a los que las jubilaciones otorgadas a los “compañeros” que nunca aportaron, les impedían aumentar, dado el agujero fiscal existente.

Pero ahora, con su lógica perversa proponen el otorgamiento de salarios mínimos a los afectados por la crisis social derivada de la pandemia, como si ellos no hubieran sido uno de los causantes de su situación previa.
Todo ello conduciría a un mayor déficit fiscal, que en cuatro años después en la próxima campaña electoral podrá ser usado en contra del gobierno actual.

Y como si fuera poco, en una entrevista televisiva, el reciente ex-Presidente dice que el nunca dijo lo que dijo sobre la cuarentena y se juntó con científicos – obviamente de su mismo bando – para aconsejar al FA sobre las acciones futuras para ¿? hacer que el gobierno actual haga lo que ellos digan que haga. Parece que se olvidó que cuando estaba en funciones tampoco mucho caso le hacían...

De todos modos, la opinión pública aprueba por mayoría apreciable la gestión del equipo que nos gobierna. Así que se les aconseja lo del título...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas