ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Manifiesto


@|Varias personas de distintas profesiones han dado a conocer un manifiesto sobre el estado actual del virus en nuestra población y en el mundo.

Consideran conveniente retornar a una situación totalmente abierta, más allá de reconocer todo lo hecho por las autoridades en la materia. Y argumentan, para ese objetivo, que existen opiniones diversas a las científicas, que han sustentado las decisiones vigentes en el país.

Por supuesto que la libertad de expresión les da la posibilidad de expresarse y argumentar sus ideas.

De todas formas, es conveniente razonar sobre por qué nuestro país se encuentra en un proceso de nuevas etapas, donde se han ido retomando actividades en forma estudiada y progresiva, para lograr no retroceder en los pasos dados en esa dirección.

Y en ese sentido, la información científica siempre fue tenida en cuenta para dar esos pasos, más allá de que las decisiones siempre fueron de las autoridades públicas y explicitadas en cada caso con los sectores interesados, buscando su comprensión y acuerdo para abrir nuevas actividades.

Un viejo dicho dice que no es prudente y menos conveniente cambiar de caballo en medio del cruce del río.

Nuestra región no se ha caracterizado precisamente por seguir conclusiones de grupos científicos. Ejemplos sobran.

Si algo nos ha vuelto a poner con acierto y distinción en el mundo, ha sido justo el actuar racionalmente y con el conocimiento y la aprobación popular.

Y si se precisara una razón más para continuar en la forma como hemos procedido, los casos de nuestros vecinos serían ilustrativos; del mismo modo los cambios apresurados de los europeos hablan de una precipitada marcha atrás, al resurgir la circulación del virus por la pérdida de los controles y conductas adecuadas.

Entre la prisa y la negación hay un hilo que las une. Prescindir del asesoramiento científico y creer que sin establecer reglas todo irá mejor dejando librado al azar el proceder, no parece lo más adecuado.

Así como pasamos sin nostalgia, ya llegará el momento de abrir todas las puertas. Y si es con una vacuna adecuada, mejor aún.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas