ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Quién mandató el aval


@|Un poco de historia para encausar la trama. 

Con unos pocos aviones Pluna, Líneas Aéreas Uruguayas, durante 75 años, dio presencia a la conectividad de nuestro país en el mundo. Su financiamiento nos costó muchísimo y a pesar de todos los altibajos económicos financieros y la fusión con Varig Brasil, llegamos al siglo XXI.
Un chanta argentino, Matías Campiani, y su cofradía, mal referenciado y mal seleccionado, se hizo cargo de la empresa Pluna, obligándose a su capitalización que no realizó y la llevaron finalmente a la quiebra. 

El gobierno procede a su cierre y posterior liquidación; el tema era incendiario y los juicios por ejecuciones de los acreedores eran infinitos. Se resuelve la venta por remate de los 7 aviones, con un primer llamado sin interesados, y una prórroga, como está dicho en la prensa, viciada de misterios y falsedades, donde se trató de favorecer a una empresa que oficiaba de fachada, para disimular la identidad del real interesado, el dueño de Buquebus, Juan Carlos López Mena, y un manejo arbitrario e irregular de la operativa en el otorgamiento del aval.

Desde el año 2012 al 2019 la justicia actúa en dos instancias y finalmente el Tribunal de Apelaciones, afirma los procesamientos del Ministro Fernando Lorenzo y el Presidente del Brou Fernando Calloia, por incumplimientos en la tramitación y concesión de un aval a favor de la aerolínea española Cosmo, representada por un apoderado trucho, que falseó su identidad, (dada fe por el escribano actuante) y que había sido exempleado y actualmente vinculado al señor López Mena. 

Decía hace años un periodista hoy fallecido, haciendo una similitud con los hechos “la stelioni es una araña que teje su tela no hiere ni mata, y solamente espera que los incautos... caigan”, y yo agrego, para luego dar el zarpazo arriesgándose en este caso a la intervención de la justicia.
Los avales de urgencia fueron mandatados por el Poder Ejecutivo, ¡y quién si no!, a favor de la firma Cosmo y ejecutados por la premura del vencimiento del plazo para la subasta, el mismo día del remate, sin plazo para su tramitación de rigor. Había que subastar los aviones, cumpliendo con las obligaciones de la garantía y para un único oferente. Se estaban enajenando nada menos que bienes del país y había un acuerdo aceptado con “la stelioni” y no había otra cosa más que, rematar. 

El Ministro Lorenzo y el Presidente del Brou Calloia, podían haberse negado a la ejecución del documento, por US$ 13.6 millones, incumpliendo el mandato gubernamental, que supongo haya sido verbal, renunciando a sus cargos, pero no lo hicieron y la Justicia actuó.

El hoy expresidente Mujica, a viva voz y por los medios de prensa manifestó: “Que se hacía responsable de los hechos y de todo lo actuado”. Me pregunto: ¿a quién le cabe la responsabilidad?
A quien como presidente en ejercicio puede constitucionalmente mandatar órdenes cumpliendo con un acto de gobierno que es su función y es desconocida por los funcionarios actuantes, o a quienes “no actuaron con dolo o voluntad criminosa”, durante la gestión y otorgamiento del aval y reitero, todo el mismo día del remate. ¡Son temas gubernamentales! La justicia actuó con lo más sencillo, los procesamientos por incumplimientos, pero existe otro fallo judicial que indica juicio político y pena al presidente; ¿fue analizado? 

El presidente Mujica realizó su declaración de responsabilidad por todos los hechos y lo actuado, y porqué, me pregunto, ¿no tienen valor sus dichos, que están dentro de sus facultades?; y si así fuere, ¿fueron estudiados por la Justicia? ¿Por qué no se pronunció por la actuación del señor Juan Carlos López Mena y su mandatario trucho?, que aceptó el pago de la multa por incumplimiento en el remate sin ser su oferente, que en definitiva no pagó y le está haciendo un juicio de US$ 1.000.000 al Estado Uruguayo. ¿Por qué estos señores salieron indemnes de esta situación habiendo estado en medio de todo el proceso? ¿Qué están esperando?, ya van 7 años y por lo visto creen que el pueblo no piensa, no razona, no analiza las conductas y como se tejen los entretelones. 

Y para terminar agrego que nos cuesta aprender de las malas experiencias anteriores, otra vez otro argentino, este sí millonario, que sabe actuar y lo hace, como la araña “stelioni” que teje la tela para que los incautos caigan y que ahora va por una tercera operativa queriendo comprar para su patrimonio un trozo de la rambla montevideana, que le ofrecieron en concesión, pero que sólo la acepta en compra, por lógica, con parte de los fondos que le enjuicia al país.  

Hay que actuar hoy y no esperar al mañana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas