ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Malos perdedores


@|Demoró tres elecciones, pero el FA pudo recibirse de “demócrata” completo, cuando les llegó el momento que entregaron el poder, cuando perdieron. Dejaron los sillones del Parlamento, Ministerios, Organismos y Entes porque “nos vimos en las urnas”, como desafió el soberbio.

Ahora, a poco más de un mes de su nuevo rol, parece que hay una materia del curso “Verdadero Demócrata” que se rifaron, y es el respeto a los que ganaron, el callarse la boca por un tiempo (más allá de la pandemia) y aceptar de una buena vez que, por un voto o 37.000, la gente les dio la espalda con el sufragio.

A ver si les cae la ficha: ya no representan a la mayoría de los uruguayos.
Luego de 15 años de tener el control absoluto de ambas Cámaras, de co-gobernar en una especie de “colegiado” tripartito donde se consultaban y arreglaban entre cuatro paredes las autoridades votadas, el PIT y las Bases (porque es así como gobernaron, algo no previsto en la Constitución); a un mes y medio de asumir un gobierno que triunfa básicamente por su promesa moral de ser bien diferentes a ellos, se sienten ofendidos si sus ideas no son tomadas en cuenta.

Muchachos: acepten y pongan en práctica el respeto a las mayorías. En 30 y pocos días se les ocurren más ideas que en 15 años…

Unos genios…Ideas que por ejemplo nunca apoyaron como fuerza política, como la rebaja a los grandes sueldos políticos.

Lo que hicieron con la propuesta del Anexo para fijar para siempre el impuesto a los altos sueldos políticos, es la falta de respeto más grande, un cachetazo a la democracia y la peor demagogia jamás vista.

Utilizaron algo que las encuestas dieron 90% de aprobación para intentar sacar un rédito político, sabiendo que un gobierno serio no iba a mezclar una situación de emergencia con una promesa electoral de no poner más impuestos; y lo que es peor, sólo en la cabecitas zurdas concebible, dónde debería el nuevo gobierno usar el dinero de ese nuevo impuesto.

No amigos, no mezclen. Para las políticas fiscales está el nuevo gobierno.

Los frenteamplistas mezclan todo. Antes, cuando eran gobierno mezclaron Partido con Estado, con Gobierno, con Bases y con Gremios. Para ellos es todo lo mismo. Ahora vuelven a mezclar el rol de ser Oposición, con pretender seguir siendo Gobierno. No muchachos, su hora ya pasó. Y el discurso debería ser: “por algo no nos votaron; por algo votaron a otros”.

Se aferran a una visión miope y sesgada de la realidad, justificándola con verdades inoperantes e inválidas como que fueron el partido más votado.
Lacalle Pou y la Coalición Multicolor gobernante tienen este orden para ejercer su mandato: 1º el bien común de todos los uruguayos; 2º cumplir con lo que nos prometieron a los que les votamos y 3º y último, aceptar el juego democrático y atender las propuestas de los que no los votaron, siempre y cuando no contradigan lo prometido a sus electores o no sea por el bien supremo de la sociedad.

Son malos perdedores. Ya lo habían demostrado con lo de las tarifas. Lo siguieron haciendo con las declaraciones de algunos Ministros durante la transición. Nuevamente lo demostraron cuando sus lacayos del Pit cacerolearon en plena pandemia. Con este Anexo, con texto muy distinto a sus posiciones sobre el tema en la Comisión del Senado, se comprueba una vez más, su mezquindad política. Pueden haberse recibido de “demócratas completos”, pero ahora les toca el postgrado de Oposición Responsable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas