ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Lula bien lo expresó


@| “Cuando alguien roba una gallina, va preso. Y cuando alguien está en la política, la justicia lo excusa”. ¿Le habrá salido el tiro por la culata? O simplemente la justicia de Brasil prescinde de considerar su actuación de exitoso ex presidente, valorado por haber extraído de la pobreza a millones de brasileros como nunca antes había acontecido. O la sensibilidad del pueblo que lo apoya, no ha de ser considerada, por el poder que debe establecer justicia entre quien debía ser el mayor dirigente honesto, dada su investidura presidencial y ejemplo para los 250 millones de brasileros. Si quien presidió ese gran país para gobernar necesitó de elucubrar una ingeniería de corrupción, que le cabe como ejemplo, al ciudadano común en problemas. Es esperable por el bien del gigante vecino, sea contemplado el concepto de honestidad en toda la clase política, y ante el primer atisbo de corrupción que la justicia proceda.  

En la argentina la justicia también parece haber llegado a los círculos de poder y los Kirchner están acorralados sin resuello.

Venezuela a pesar de la destrucción ocasionada a su pueblo, al no disponer de justicia independiente acrecienta la corrupción sistémica y profundiza la pobreza. 

El populismo en América ha generado un caos que abarca a muchos países. Uruguay debe tomar providencias y a los actos de corrupción (denunciados por la misma política), la justicia debe actuar con firmeza, para no establecer precedentes de debilidad, que estimulen a estas u otras generaciones de políticos, a continuar castigando a la sociedad con asociaciones corruptas, deteriorando la confianza depositada en los partidos políticos. Y llegó la etapa de las fiscalías y jueces, que deben proceder con ecuanimidad. Y la clase política o sea los partidos, deben proceder con firmeza en contra de quienes no supieron defender la confianza depositada por el electorado y sus propios compañeros de partido, desilusionando a la población en su conjunto, invadiendo en forma negativa su voto de confianza, en la democracia y en el sistema republicano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º