ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Las luces y sombras de la historia


@|Parece que es fascista jurar la Bandera; sería ilegal solicitarle la promesa a un escolar y el juramento a un liceal.

Durante la Época Colonial y antes en la Edad Media, se juraba lealtad al Rey. En nuestros pueblos fueron jurados: Felipe V, Fernando VI, Carlos III, Carlos IV y Fernando VII. Se celebraba el cumpleaños del Rey y había paseo del Estandarte. Durante la ocupación luso brasileña fueron jurados: Juan VI y Pedro I; estos juramentos son anulados en la Declaratoria del 25 de Agosto de 1825. El 18 de Julio de 1830 se tomó Juramento de la Constitución y así permaneció hasta que fue sustituido por el 19 de Junio y el Juramento de Fidelidad a la Bandera y cuanto ella representa.

La legislación moderna inventó divisiones entre “feriados móviles” y “fijos”; “laborables y no laborables”. La legislación acompaña modismos e intereses. La obligatoriedad es resultado de un acto legislativo como es un acto administrativo expedir la constancia del juramento, un documento con el mismo valor que la cédula, la credencial, el carnet de salud. La legislación dio de baja el 25 de Mayo, ¡aprobado por el propio Artigas! y dejó el 18 de Mayo.

Los feriados son parte de lo que puede llamarse “ritual de Estado”, solemnidad laica y republicana, separada de la religiosa y la monárquica… y aquí preguntamos si la solemnidad que nuestro Estado da a la obligatoriedad de Juramento de Fidelidad a la Bandera es más o menos fascista que las concentraciones del 17 de Octubre en la vieja URSS o del 1° de Mayo en La Habana, el 14 de Julio en París, o el 4 de Julio en EE.UU. ¿La “revolución” es más o menos mito que la “patria”? De Lenin, cito: “El proletariado necesita del Poder del Estado, una organización centralizada de la fuerza, una organización de la violencia”. ¿Esto es democrático? ¿Stalin es más o menos que Mussolini? Gabriel Terra ni se aproxima a sus excesos.

La Bandera no es un trapo – es un símbolo – consagrado por la Historia, el Derecho, la tradición,… ninguna mamá, ningún niño y ningún educador se plantea que seamos fascistas. La Ley de Instrucción Militar Obligatoria no prosperó, incluso se abolieron las Guardias Nacionales. En 1939, el Graff Spee nos metió en la guerra y trajo todas las intrigas y fantasías. Mussolini tenía admiradores y para ejemplo, Perón. En sus Memorias, dice que es socialista y crítico de Hitler. Usar una musculosa con la imagen del Che Guevara, ¿eso te hace revolucionario?

En estos tiempos, tal vez no tengamos el problema de “morir por la Patria” al estilo de 1811, pero sí tenemos una Patria y una identidad nacional. La inmigración nos lo mostrará.

Artigas en el Congreso de 1813, definió el rumbo de la revolución: independencia de España y de los Borbón, constitución, república, confederación, libre comercio y navegación y autonomía política y económica para la Provincia Oriental.

De Platón a nuestros días se sabe que los niños son el comienzo de todo. Tenemos una Historia que contar y que debatir, sin dejar de ser quiénes somos y qué representa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas