ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Ley trans


@|Los legisladores del Frente Amplio, haciendo uso de su mayoría en el Parlamento, han votado esta ley que nadie duda es muy opinable e injusta.
Opinable porque son una minoría, injusta porque hay miembros de la sociedad uruguaya a las que los legisladores deben atender también y no lo han hecho. 

Según la información leída los beneficiados de esa ley tendrán una pensión de $ 11500 mensuales los mayores de 42 años y además gozarán de facilidades para ingresar como empleados públicos. 

Son infinidad de uruguayos que sufren problemas que ponen en riesgo sus vidas, algunos por males como el cáncer, otros por ejemplo con enfermedades crónicas o patologías como los celíacos. 

Porque alguien diagnosticado con cáncer puede que no reciba la medicación que lo cure o que alargue su vida, a menos que el Estado decida que puede o no “gastar” dinero en recibir el o los medicamentos a través del Fonasa. O tener que recurrir al Poder Judicial para que se haga justicia cuando el Estado la niega.  

Y son lamentablemente muchos ciudadanos que muy claramente superan en cantidad a núcleos minoritarios.

Porqué una enfermedad crónica como la diabetes, que está contemplada en forma parcial por el Estado, no puede prevenir males mayores y tener un ciudadano con una vida plena, cuando hay soluciones como la bomba de insulina que mejora la calidad de vida en forma importante. Y son muchos cientos de miles los diabéticos, aunque sólo un porcentaje tiene necesidad de una bomba de insulina y no está legislado que el Estado las provea.
Los celíacos pagan más por los productos que pueden consumir y no está legislado una ayuda a estos enfermos crónicos. O una subvención al costo de los mismos. 

Son una gran cantidad de enfermedades en las cuales el concepto de prevención ahorraría una enorme cantidad de dinero al Estado. A todos nosotros. 

La ley trans no tiene financiación, según declaraciones de un senador frenteamplista el día 16 del corriente, y eso es un concepto fundamental al que no se le da la importancia que tiene, ¿se aprueban gastos sin saber como se pueden pagar? 

Gobernar es administrar y usar el concepto de prioridades.

Me temo que decisiones erradas y sin tener en cuenta estos principios, crean en nuestro pueblo descontento por la falta de justicia, y el enfoque equivocado y oblicuo. Además de incrementar el gasto del Estado, el peor mal que tiene nuestro “equilibrio fiscal”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas