ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

¿A quién le sirve?


@| Con mucho interés leí la entrevista de mi colega británico sobre el “caso Skripal”, publicada en diarios uruguayos ayer, y sinceramente me sorprendí con que Rusia era culpable de todos los pecados de la humanidad, empezando por el original. Sí pareció rara la falta de la “pista rusa” en las operaciones de la OTAN, con participación de Londres obvio, bombardeos de Yugoslavia, intervención en Iraq, operación en Libia en violación del derecho internacional. Aún más asombrosa es la ausencia de Rusia en el conflicto argentino-británico por las Malvinas, la independización de Kosovo, en la existencia de la única colonia en Europa – Gibraltar, retenida por Londres, el golpe de estado en Ucrania en 2014. Deja perplejo que en la sequía y intensas lluvias sufridas por Uruguay Ian Duddy no vio a Kremlin con su mano geopolítica e intrigas malintencionadas.
Podría ser gracioso si no fuera dramático. Se trata de vidas humanas e intentos hipócritas de Inglaterra de especular sobre una tragedia en su juego geopolítico a favor de sus intereses coyunturales. Y es una política de Estado – amenazas de una potencia nuclear, miembro permanente del Consejo de Seguridad, supuestamente actor responsable a nivel internacional, en base de acusaciones infundadas hacía mi país.
No hace tanto el público británico le creyó de palabra al entonces Primer ministro, quien no dudó en lanzar a su país a Iraq, luego disculpándose ante sus compatriotas. Per, ¿cuántas vidas le costó al mundo esa confianza? El más afectado salió el derecho internacional, por el que se preocupa tanto el embajador.
Seguramente, “declaración de desertores como blancos legítimos”, atribuidas a Putin, salieron de las mismas fuentes “confiables” ingleses – lo que se le llama “sueños”. Hablando de los hechos: ¿no fue la propia Gran Bretaña que se hizo conocida por recurrir a la práctica de asesinatos con el uso de drones?
En cuanto al “Caso Skripal”, las autoridades rusas ya dieron todas posibles evaluaciones del mismo. Puedo reiterar que Rusia nunca ningún motivo para realizar un acto tan inhumano. Parece absurdo en el fondo y más aún en plena campaña presidencial y en la previa del Mundial-2018.
Reitero que no se realizó ningún proyecto bajo llamado “Novichok”. En 1992 se suspendieron todos los programas del desarrollo de armas químicas, finalizando en 2017 la eliminación de los arsenales rusos, ratificada por la OPAQ.
Los servicios de inteligencia occidentales, entre ellos Inglaterra, aprovecharon para llevarse a varios de nuestros expertos y documentos y seguir sus programas. Por alguna razón Londres califica los resultados obtenidos como “Novichok”, lo que se menciona en fuentes de la OTAN.
El hecho de que la identificación del agente tóxico en cuestión se realizó en un centro del Ministerio de Defensa (ej. Porton Down), donde se desarrollaban armas químicas, habla por sí mismo – para poder hacerlo se precisa la muestra de control. ¿Será que ya la tienen? ¿Y será lo ocultado por los colegas británicos que se niegan a difundir información relevante?
Rusia ofreció a Londres todas posibles formas de cooperación en formato bilateral y multilateral, previstas en la Convención de Prohibición de Armas Químicas y otros acuerdos internacionales, para la más escrupulosa investigación. La postura británica fue negativa.
Parece que nuestros socios no quieren una investigación. Se ve que la motivación no está en la búsqueda de verdad, sino viene por el lado de instigar la campaña rusófoba. La propaganda histérica anti rusa que presenciamos no necesita explicaciones: el objetivo es impactar a la sensibilidad de la opinión pública.
Es lógico que (lo confesó el mismo embajador) esa línea no encuentra apoyo en Uruguay. Estamos seguros de que nuestros socios latinoamericanos, al igual que cualquier persona con sentido común, mostrarán su tradicional imparcialidad y sabiduría. Llamamos a nuestros socios occidentales a lo mismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º