ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Lamentable entredicho


@| Así como la vida del ser se desarrolla en dos planos, uno material o físico y otro mental, metafísico o espiritual, del cual Theillard de Chardin decía ser el verdadero, y éste otro solo un reflejo de aquel, la pantalla chica ha tomado tanta participación en nuestras vidas, que son muchos que confunden los dos planos, los hechos y los que refleja la televisión.

Ya en el capitulo 26 de la segunda parte del Quijote, llega el caballero a un teatro... y confundiendo al personaje con el actor le habla en contrapunto desde la platea...

De eso se trata el increíble intercambio entre el popular Petinatti y el ignoto presidente de la Asociación de la Prensa, que no pudo comprender la diferencia entre el personaje y el hombre.

Un diálogo memorable, para mi, de la televisión nacional, se dio en un almuerzo de Puglia donde se encontraron los presidentes de los sindicatos de actores de ambas márgenes del Plata, allí le dice Roberto Jones a Luis Brandoni: “Lo que me impacta es tu capacidad de improvisación..." a lo que el otro responde: “En cuarenta años de actor, no recuerdo haber improvisado una línea..." Insiste Jones: “Pero parece que fuera así..." y Brandoni sentencia: “¡Es que soy muy buen actor!".
Deberíamos tal vez tener más presente que lo que vemos es lo que nos quieren mostrar...

Una vez escuché directamente de la gran Cristina Morán: "Yo hago de cuenta de que la cámara es mi mejor amigo y a él le hablo... y en forma individual, porque él esta solo mirándome, aunque esté rodeado de toda su familia...!" Por esta razón la percibimos con afecto y sinceridad, pero también nos ayuda a comprender que todo lo que vemos en la pantalla, es show.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas