ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Otro lado del mostrador


@|Quienes han demostrado históricamente su desapego con la democracia, ahora dicen defenderla, pero cuestionando a uno de los poderes de la institucionalidad que es el que debe representar el equilibrio entre lo delictual y la honestidad.

Estos Sres., en representación del Frente Amplio, se inmiscuyen donde no poseen el crédito para hacerlo, pues se trata de un país independiente con sus tres poderes funcionando. Estos Sres. desacreditados por su historia, no han querido intervenir en aras del pueblo venezolano y su corrupción sistémica.

Lo político sobre lo jurídico; y eso se ha transformado en axioma lamentable para la institucionalidad.

Como testimonio de falsedad en defensa de Lula, se recuerda la expresión de Mujica (contada por Lula): “En política, si no comprás a la oposición, no se puede gobernar”. Y la estaban comprando en cantidades que impresiona, de políticos ante la justicia y presos.

Y el Pit Cnt deshonra la historia de José D’ Elía y sus fundadores. Pegan el grito en los acontecimientos de otros países y fueron contestes de la destrucción del gobierno del Presidente Mujica; incapaces de contradecir ninguna de las barbaridades desarrolladas desde el poder. A nadie del Pit Cnt se le ocurrió los problemas que iban a tener los trabajadores cuando ingresaron al Estado 70.000 funcionarios públicos nuevos sin ninguna financiación, salvo el desempleo producido en cantidades enormes de la industria y el comercio; imaginamos mayoría asociados al Pit Cnt. Pero como el Pit es oficialista es incapaz siquiera de preguntar y aconsejar (para bien de los trabajadores); no les importa el país.

El nuestro se ha transformado en el país de la distorsión, en el cual depende de qué lado se esté del mostrador, las opiniones son disímiles. Venezuela bien, Brasil con Lula bien; ¿para qué la justicia si todo se arregla en la oscuridad?

Lo acontecido en Brasil ha sido corrupción galopante sin defensa de ninguna especie para la justicia, y tristemente en Uruguay ha sido corrupción virtual vaciando los bolsillos de uruguayos trabajadores, jubilados y de quienes han sido generadores de trabajo, aún arriesgando su patrimonio y endeudándose por sacar sus economías y al país adelante.
Ésta ha sido la sociedad de Mujica y el Pit Cnt.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas