ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Los judiciales

Y su reclamo


@| Sr. Presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez: Quien le escribe es aquel ciudadano que junto a otros compañeros judiciales le preguntamos a la entrada del Consejo de Ministros en Trinidad, Flores, el 30 de octubre del año pasado por qué a los judiciales no les quiere pagar. 

Y hoy, a 13 días del mes de enero 2018, es que yo le escribo a Ud., con el mayor respeto hacia el cargo que ocupa y con la inmensa ilusión de poder llegar a su enorme capacidad e inteligencia, para preguntarle nuevamente: ¿por qué no cumple con la sentencia que le obliga a la adecuación salarial de los funcionarios judiciales?

Ud. como Jefe de Estado no debe permitir que sus interlocutores tienten en nombre de su gobierno saldar esta situación ofreciendo un acuerdo o más bien imponiéndolo. Primero, porque eso no es digno para estos trabajadores judiciales, que solicitaron se les mantuviera dentro del “enganche”, conforme a la ley; al no ser reconocido tal derecho se reclamó por la vía jurídica, como se deben solucionar las controversias, además estuvieron abiertos al diálogo, antes y después de que varias sentencias judiciales les confirmaran la razón a su planteo, tras siete largos años, se postergó se hiciera justicia. Segundo, porque tampoco sería mérito para su administración obtener el logro de solucionar el diferendo no cumpliendo el fallo de una sentencia que lo condena, además que dicho acuerdo existirían dos partidas especiales sin las correspondientes cargas legales, lo que significaría un perjuicio para los compañeros próximos a jubilarse.
En estos días el colectivo de judiciales se expresó sobre la propuesta ofrecida por vuestro gobierno, lo hizo en medio de la disyuntiva de creer que en un sistema democrático las sentencias deben cumplirse, o que por el contrario se continuaría legislando para que ello no ocurriera, como sucedió con las sanciones de los artículos presupuestales números 733 y 15.
Como le dijimos aquel día, el gobierno puede cumplir con la sentencia disponiendo los créditos necesarios para incorporar al sueldo, el 13% pendiente, logrando así se adecue el salario al fallo de la sentencia judicial.
Quedando para resolver en el diálogo el pago de la deuda (2011-2017), en los plazos y de la forma más conveniente que su gobierno y los gremios judiciales acuerden, luego de esa adecuación salarial, sin duda en un ámbito más cordial y fructífero que el actual.

Esta carta si bien es a título personal, Sr. Presidente, sé que en ella está el sentir de muchos de mis compañeros. Queremos poner punto final pero con justicia, porque somos trabajadores de la justicia, no hacemos las leyes ni tampoco administramos la justicia, pero nos es muy fácil defender la ley porque a diario vivimos cientos de reclamos o solicitudes de solución legal de diferendos y aprendimos como ningún otro trabajador que una sentencia se debe respetar, incluso si no estamos de acuerdo con ella o es contraria a nuestros intereses.

La adecuación del salario no es una erogación imposible para las arcas del gobierno y es un gran paso hacia una definitiva solución, dentro de la ley.
Con el mayor de los aprecios y consideración, lo saludo atentamente.
P.D. Hoy hace exactamente 120 años, casualidad o no, el escritor francés Émile Zola producía en favor del capitán Alfred Dreyfus, uno de los mas famoso alegatos de justicia, mediante una carta abierta dirigida al presidente de Francia y publicada en el diario L’Aurore. Sin buscar parangón con tal histórico hecho, lo menciono simplemente a modo de unir el sentimiento de solicitar se respete la justicia, a la máxima autoridad de un gobierno republicano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas