ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Juan Sartori


@| Un conocido “político” que se autodenomina periodista -una cosa es la “política” y muy otra cosa es la Política- desde su pedestal izquierdista ha tratado de peyorar las posibles virtudes que pueda ofrecer como Presidente el susodicho pre candidato blanco. Y lo ha hecho encarnizada y reiterativamente por medio de dos afirmaciones infantiles que no son de recibo ni se corresponden con las veleidades intelectualistas que parece albergar en su fuero íntimo dicho “periodista”.

Afirma primero que, el Sr. Juan Sartori desconoce la cifra-porcentaje de desocupación del país, determinante ésta que es indispensable conocer -según el periodista- como elemento previo fundamental para elaborar la propuesta de crear 100.000 puestos de trabajo que ha ofrecido el pre candidato blanco en caso de ser Presidente.-

En segundo lugar, el “periodista” advierte la llegada del Uruguay a un punto tal que, “cualquiera” puede postularse a la presidencia del país a base de dinero.

Digamos obviamente, atinente al primer “mandamiento” pontificado por el mediático personaje periodista, que el Sr. Juan Sartori una vez ubicado y conocido el concepto de cada uno de los problemas no necesita retener en su memoria ninguna de las cifras puntuales relacionadas, máxime cuando los entuertos son tantos y tan grandes y diversificados, en cuyo caso se ha requerido la injerencia de economistas y técnicos varios. Todos sabemos –incluido Juan Sartori- que hay desocupación. Entonces bienvenidos sean los nuevos puestos de trabajo ofrecidos cualquiera sea su cantidad.

En cuanto a la segunda “sentencia”, ella tiene visos de opereta o vodevil.
Hay que recordarle al autoproclamado fiscal de capacitaciones y derechos electorales que vivimos en una democracia, y sí, “cualquiera” puede ser Presidente de la República- ¿Acaso un sujeto como José Mujica Cordano no fue presidente? Y con respecto a lo del dinero, indudablemente todas las campañas electorales se han financiado con mucha plata ajena desde los albores del país.- Juan Sartori se autofinancia. Esto representa muchos e importantes puntos a su favor. No tendrá “compromisos” con nadie.
Estoy convencido de que los uruguayos podemos asumir el riesgo de creer en alguien absolutamente nuevo y fresco, que está muy lejos de rancios caudillajes y aparcerías “políticas”, y muy lejos también de la patología comunista que nos aqueja asfixiándonos.

Se ha pretendido empañar, infructuosamente, la honorabilidad del precandidato blanco porque pertenece como accionista a una empresa agropecuaria que aparentemente “dio con los burros en el agua”. Dicho libelo infamatorio ha perdido de vista que dicha empresa integra la extensa caravana agropecuario-industrial-comercial y de servicios que ha perdido sus burros debido a la “política” impuesta por una minoría gremio-comunista, que tiene componentes de dictadura. Son miles las empresas, negocios y empleos que se han perdido en la nebulosa del anti derecho. Y vergonzoso: algunas eran emblemáticas, íconos de este país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas