ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Infelices expresiones en la ONU


@| Hay declaraciones que por el hecho de ser públicas -especialmente en un ámbito internacional- pueden generar equívocos e incluso generar malestar y herir a una parte de la ciudadanía. En ocasión del discurso pronunciado en la Asamblea General de Naciones Unidas, nuestro país declaró entre varios principios fundamentales su posición en contra de la discriminación y también su adhesión al “irrenunciable compromiso en la defensa de los derechos, de todos los derechos humanos”. Luego de enumerar todos los compromisos del país se afirma “…en un contexto internacional turbulento, hoy el mundo se parece a un manicomio dirigido por sus propios enfermos…”.

Esta imagen no puede ser ignorada aun cuando sea un intento por ser metafórico al describir la situación mundial. 

La entidad del error, se agrava por el lugar y circunstancias en que realizaron las manifestaciones, pues es el de mayor trascendencia mundial.
La metáfora utilizada pretende por lo menos, criticar a quienes cometen los peores errores y horrores, que afectan nuestro mundo. Además la misma responde a una elección equivocada e infeliz, ya que pudo no ser entendida por los representantes de aquéllos países -no pocos-, donde estas estructuras asilares ya no existen, y refleja además nuestro brutal atraso en la materia. 

Coincidimos en la defensa de los derechos humanos, de todos los derechos y que nuestro país se comprometa en combatir la discriminación. Sin embargo, la imagen o metáfora es inaceptable e infeliz. Infeliz pero además, -teniendo en cuenta el marco institucional del nuevo campo de la salud mental mediante una ley aprobada por todo el espectro político en 2017- esta imagen, aun cuando no haya sido la intención, continua estigmatizando a las personas con problemas de Salud Mental.
En momentos que se está programando la desmanicomialización y la clausura de los centros psiquiátricos monovalentes como política de Estado, usar esa metáfora nos hiere y nos indigna. En todo caso, si los manicomios hubieran sido gestionados por los pacientes, de seguro hubieran sido más humanos. 

Entendemos que la frase infeliz es perjudicial ya que legitima la discriminación y el menosprecio por ciudadanos y ciudadanas altamente vulnerables. De hecho posibilita que los medios de comunicación, los periodistas y un amplio sector de aquellos que continúan apegados a visiones estigmatizantes continúen el menosprecio y la discriminación.
Nos duele, nos hiere, nos molesta por haber sido pronunciadas donde lo fueron, por no haber tenido en cuenta el cambio de paradigma que supone la nueva ley de salud mental que desde nuestro propio gobierno -ya sea el Ministerio de Salud Pública y ASSE- se comienza a implementar. Es, seguramente sin quererlo, un sabotaje a lo que el mismo gobierno viene realizando. 

Por todo lo anterior y para contribuir a seguir comprometidos en “defender los derechos humanos, todos los derechos humanos”, creemos se debe tener mayor respeto para con las personas que sufren problemas de salud mental y también que se sea más cuidadoso en la elección de frases, imágenes y metáforas que hieren la sensibilidad, los sentimientos y los valores de una inmensa mayoría de ciudadanos y ciudadanas en nuestro país y a nivel mundial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º