ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Inequidades desde la Educación


@|Desde un lustro antes de la llegada del Frente Amplio al gobierno de nuestra República, esto es desde hace unos veinte años, se realizan las evaluaciones de desempeño educativo, a través de un organismo técnico que debiera conservar su independencia de las jerarquías políticas, el INEED (Instituto Nacional de Evaluación Educativa).

Organismo que, nos permitimos recordar, ha sufrido algunas defecciones de sus miembros ejecutivos. Renuncias que han dado algún que otro dolor de cabeza a quienes lo conducen, cuando han trascendido las presiones que han padecido para “retocar” cuando no “ocultar” resultados ciertamente preocupantes en lo que hace al desempeño de nuestros estudiantes en materias tan básicas como lenguaje y matemáticas.

El caso que vuelve a llamar nuestra atención, tuvo lugar hace unos días, luego de presentarse el informe en el Anexo del Palacio Legislativo, cuando los máximos jerarcas de los Consejos de Educación Primaria y Secundaria, manifestaron su desagrado ante los resultados de la “Prueba Aristas” (Nueva Evaluación Nacional de Logros Educativos, que se aplica luego de dos décadas), los que fueron descalificados por ambos responsables de la Educación Nacional.

Tan es así que, según ha trascendido, la publicación de estos resultados es “incompleta” y “aporta poco” para Wilson Netto (quien intentó sin éxito se aplazara el conocimiento público de los mismos) o “es muy malo” para Héctor Florit, lo que deja al descubierto y a todas luces, su incomodidad frente a lo evaluado.

Nuevamente, la responsabilidad no es asumida por quienes deben llevar adelante las políticas educativas en las respectivas áreas, sino que al parecer son las mismas pruebas o los evaluadores, quienes no reflejan “mucho trabajo que el informe no aprecia”, cuando ha sido la propia ANEP (Administración de la Educación Pública) la que no aporta la totalidad de los datos y donde la UTU y los colegios privados “brillan por su ausencia”, lo que impide una evaluación integral de todo el sistema.

Pero lo que sin lugar a dudas choca al más desprevenido es la inequidad manifiesta, que como “eje del informe”, apunta directamente al centro de este “gobierno de izquierda”.

Este resultado y su informe, elaborado por técnicos del más alto nivel académico (por ello más que calificado para cumplir su cometido), deja al desnudo problemas del sistema y de las políticas educativas. Ya que delata el ausentismo docente (tomando como indican sus críticos, los datos que proporcionó Primaria) así como el determinismo socio económico de los alumnos evaluados quienes, según su lugar de nacimiento e ingresos y el contexto donde se ubica el centro educativo, han resultado determinantes a la hora obtener los mejores desempeños.

Muy lejos estamos de obtener igualdad de oportunidades y de lograr la verdadera inclusión social a través de la educación si no se logra revertir esta comprobada realidad. Por mucho que les pese a los responsables de este gobierno, el lugar de nacimiento está determinando en gran medida, cuál será el futuro de ese alumno y en qué lugar de trabajo logrará insertarse a su tiempo. Y no se trata de seguir obteniendo recursos financieros, sino de aplicar con prudencia y sabiduría los mismos, evaluando con honestidad desempeños y apostando a la continua formación docente.

Es hora de asumir responsabilidades. La fractura social es un hecho, sólo la educación permitirá restañarla. Ardua tarea la que tendrá que afrontar el nuevo gobierno para lograr revertir la agraviante situación que nos ocupa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas