ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Incongruencia


@|Frente al epidémico conflicto en la enseñanza, donde abundante tinta y ríos de dinero se destinan sin resultados que beneficien al país, existen mejoras salariales, sí, pero, cerebrales, no.

Esta ficción transitada por la Universidad durante 50 años, hizo que se hundiese anclada al pasado y sin cumplir su función de enseñar para crear las mentes que supuestamente impulsarían al país. Tacha que no se valoró, peor… se consintió.

La ideología impuesta e incambiada, se ha plantado rígida y radicalizada para perpetuar el atraso, ante un mundo que avanza y no espera.
Como partícipe de la medicina nacional reconozco que no se puede lograr lo que el país espera, a pesar de los aportes del pueblo. Los dineros se esfuman y no estamos mejor.

La facilidad de lograr información permite indagar con qué contamos para la atención sanitaria en el medio y a qué suerte acceder en otros lugares. Realmente, frente a una contingencia, obliga a salir raudos de la patria en búsqueda de mejor cuidado y si no se puede, lo lamento. Es la realidad.
Mientras, quienes logran destacarse en el país, no tienen apoyo para crecer y… el resto del mundo los recibe con gusto al obtener personas calificadas en quienes su terruño invirtió, pero no les dijo quédense que los secundaremos. Un regalo caro para la patria y un dolor por los que se van.
Pregunto, ¿por qué? Porque no se puede salir de la media (mediocre) y menos si no se es afín a los que dominan. Característica que se multiplica diariamente. Existiendo un diálogo de sordos e intolerancia característica de los mandos, que aparentan ser dueños de la ciudadanía y sus destinos.
Quienes intentan crecer y los coterráneos sufrientes, son rehenes del sometimiento a designios de grupos intolerantes, consigna que les define.
Esta perversidad se ha trasladado fuera del ámbito abordado y ha tomado con fuerza el resto de la enseñanza. No es necesario repetir lo que ocurre a diario y la gravedad del deterioro impuesto. El objetivo es el mismo, sometimiento.

La gente, ante el esfuerzo impuesto y sus resultados, está dando muestras que la farra se terminó porque el desbarranque fructificó para los mandantes, no para el bien.

La gravedad del problema no necesita de palabras, es necesario reaccionar. Implica cumplir con respeto, trabajo, educación, abnegación por la nación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º