ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Cuando la incoherencia se apodera de los uruguayos...


@|Pandemia, llamado a la libertad responsable para frenar en algo el parate económico; buenos resultados reconocidos mundialmente; excelente actitud de los uruguayos y apoyo intenso a la gestión del gobierno.

Algunos querían cuarentena obligatoria y aunque luego intentaron alejarse de tal propuesta (Dr. Vázquez, Dr. Greco, etc.), nuestro gobierno pensó en su gente y tomó otro camino que nos llevó a ser elogiados en todos los ámbitos internacionales.

Sin embargo, muchos de los que defendían este encierro como indispensable para superar la pandemia, son los mismos que hoy salen a defender a los "pobres jóvenes" que se reúnen en las plazas y que, luego de ser exhortados a retirarse, megáfono mediante, agreden a la autoridad sin respeto alguno para luego denunciar gran maltrato policial.

¡Qué incoherencia!

Así vamos hoy, luego de manifestaciones, fiestas clandestinas desafiando cualquier medida de cuidado, reuniones en plazas y espacios públicos sin miramientos ni la más mínima protección.

Aquellos números alentadores quedaron en el olvido...

Hoy los casos crecen exponencialmente ante la atónita preocupación de los que estamos cuidándonos para no morir.

¿Es justo? ¿Con qué derecho arriesgan nuestras vidas y hasta las suyas propias? ¿Con qué derecho insultan y destratan a la autoridad defendiendo su libertad aunque ello nos perjudique a todos?

Y lo más insólito y grave es ver a los políticos de la oposición, no solamente llamando a interpelación al Dr. Larrañaga, sino defendiendo lo indefendible; ellos que clamaban por un encierro total en el inicio.

El Dr. Delgado frenó hace unos días a una periodista que iba en el sentido de politizar la pandemia y le aclaró que nunca utilizaría una situación terrible como la que se vive para hacer política.

Le oí decir al Sr. Alberto Sonsol en otra intervención en donde se trataban temas, si no menores, al menos carentes de importancia en estas circunstancias, con cierta desesperación dada la gravedad del momento: "¡El mundo se está muriendo y nosotros hablando de temas cuando menos irrelevantes hoy!".

Cuando escucho que hablan del verano, del Carnaval y cómo lo manejaremos, ¡no lo puedo creer! Señores, se ha suspendido hasta el Carnaval de Río, tal vez la mayor fiesta en importancia de Brasil, así como también la que mayormente mueve su economía. ¿Y nosotros estamos pensando en cómo instrumentar el nuestro? Cuesta aceptarlo...

Por todo ello, me permito hacer un llamado a la grandeza del pueblo uruguayo y dejar de lado tanto egoísmo, porque de eso se trata, y actuar a tono con las circunstancias.

Si un año no vas a fiestas, si no mateas en las plazas, si no podés festejar la Navidad como otros años, no dejarás de vivir por ello y te cuidarás tú y cuidarás responsablemente a tus afectos.

No politizar la pandemia, ser responsables, momento clave, “¡El mundo se está muriendo!”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas