ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Inclusión financiera

El antes y el después


@| Cuando era niño, mi abuelo me regaló una alcancía del BROU. Una o dos veces al año me llevaba al banco. Un funcionario abría la alcancía, sumaba las monedas y algún escaso billete y anotaba en una libreta cuanto tenía depositado en mi cuenta. Me acreditaba el 4 o 5 % anual como interés. Era lógico, porque yo le estaba prestando al banco dinero para que lo usara en su beneficio. 

Pasaron muchos años y para cobrar cómodamente la jubilación abrí una cuenta de “caja de ahorros” donde se acreditara el dinero que me correspondía, pero ya no hubo intereses. Retiro lo que necesito, como podía hacerlo en mi primera cuenta de ahorros, a veces en cajeros automáticos u oficinas de sus corresponsales,- la parte privatizada del BROU, no se sabe si mediante licitación o no- hasta que en el verano, creo de 2016, aparecieron débitos que yo no había autorizado, modificando unilateralmente el contrato, sin mi conocimiento, ni consentimiento. 

Fue una época en que, sin saber por que, en las redes de pagos solo me autorizaron a retirar “mi plata”, de a tres mil pesos por vez, por lo que para retirar diez mil había que hacer cuatro retiros! Informaron que era por exceso de movimientos puesto que solo se permitían diez al mes, lo que significaba a que para retirar los diez mil pesos había que hacer cuatro movimientos. Felizmente lo del retiro máximo de tres mil pesos fue dejado sin efecto al poco tiempo, permitiéndose un retiro máximo de diez mil cada vez, en la parte privatizada del Brou, y 10 movimientos mensuales sin costo. No obstante, en uno de los comprobantes de retiro, de 8/8/2017, “se recuerda que las cuentas Sueldo tienen cinco retiros mensuales sin costo en redes con servicio Redbrou.”, es decir que si son mas de cinco te cobran.
Pero ahora, desde la vigencia de la ley de inclusión financiera, se obliga a todos los que reciban sueldos, jubilaciones, o aun algunos honorarios, a cobrarlos por intermedio de los bancos o sus corresponsales, lo que significa una millonada de dólares, que, por “generosa” pero no muy transparente orden del Estado, disponen el BROU y los nueve o diez bancos extranjeros que hay en Uruguay, para colocarlos a interés, a veces en paraísos fiscales del exterior, aunque sea por un día o por horas, sin que los verdaderos dueños de la plata reciban nada y ni siquiera sean informados. Según las normas, unos pocos bancos disponen de todos los sueldos y jubilaciones del país, nuestra plata, que a veces dilapìdan prestando nuestro dinero a amigotes que después dan quiebra, como por ejemplo Fripur. 

Un “negocio” redondo, gratis, y obligatorio, en el cual, si retiras mas de lo que el banco unilateralmente determina, te cobra por usar tu plata. Es difícil imaginar lo que significa que, por imposición del Estado, los bancos puedan disponer gratis de TODOS los sueldos y jubilaciones que hay en Uruguay.  

Pero hay mas. Si por cualquier causa necesitas pedirle al banco un préstamo, para no disminuir lo que tienes en tu cuenta para gastos del mes, te cobran altos intereses por prestarte tu plata. 

Un negocio redondo o algo mas, que tal vez pudiera clasificarse como una confiscación de por lo menos parte del derecho de propiedad que cada uno tiene sobre sus sueldos, jubilaciones u honorarios, porque no se han realizado los correspondientes procesos expropiatorios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas