ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Impostergable


@|En la pasada Administración Vázquez, mucho se habló del déficit de la llamada “Caja Militar”. Pero en realidad, lo que hicieron – como en tantas otras veces – fue desviar la atención del verdadero e impostergable análisis del colosal déficit del BPS.

Para tratar de ubicarnos en su verdadera dimensión, a continuación intentaremos poner algunas cifras, basadas en información oficial a diciembre de 2019.

Producto Interno Bruto (PIB) $ 1,983 mil millones equivalentes a 57 mil millones de dólares. Jubilaciones y Pensiones pagadas en el año 2019, $181,451 millones. Seguros de Desempleo $18,652 millones, equivalentes a US$ 5,214 millones y US$ 536 millones.

El BPS tuvo ingresos por aportes de $116,348 millones (US$ 3,343 millones) y $ 55,609 millones (US$ 1,598 millones) por asignación de IVA establecida por ley y $12,256 millones (US$ 352 millones) por el IASS.
El resultado del ejercicio pasado fue de 469 millones de dólares de pérdida, que fue cubierta por transferencia de Rentas Generales por 608 millones de dólares.

El déficit real del BPS resultaría de la suma de la transferencia de Rentas Generales, más la asignación del IVA, más la recaudación del Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS), inventado por el ex Ministro Astori, suma US$ 2,558 millones. Esto comparado con el PIB arroja un 4,5%, lo que prácticamente explica el déficit fiscal del año pasado. A través de los años la asistencia del Estado al BPS suma US$ 3,786 millones, (6,6% del PIB) esto es sin agregar lo que hemos aportado a través del IVA y el IASS.

Las perspectivas para 2020 y 2021 son de un deterioro aún mayor en los resultados del BPS, derivados de la caída del empleo y de la actividad, lo que provocará que Rentas Generales deba volcar más recursos para su sostén.

El esquema de transferencia intergeneracional parecería haber llegado a un punto de inviabilidad, dada la acumulación de factores tales como la mayor expectativa de vida, el bajo índice de crecimiento de la población, la sustitución de la mano de obra por robots, el teletrabajo, etc., coadyuvan a la creciente dificultad en el sostenimiento del ahorro previsional. Todo ello agravado por la constante depreciación de la moneda y el uso discrecional por parte de los políticos de turno de concesiones de jubilaciones y pensiones no fundadas en aportaciones previas.

Difícil tarea la que supone la creación de un nuevo sistema previsional...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas