ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

A la IMM: ¡socorro!


@|En la calle 20 de Enero, los vecinos convivimos con una empresa (administración y ventas) que comienza su labor a las 6:00 o 6:30 hs, a lo sumo, mientras que en la web figura el comienzo a la 8:00 hs. Por algo será, ¿no?

Es intolerable e insoportable el ruido estruendoso que tenemos que sufrir a esa hora, de los camiones con zorra, semirremolques, inclusive internacionales.

Al ser una calle de barrio (y de trabajadores) y no un polo industrial, no está preparada para estos pesados vehículos. Pues ya han derribado dos columnas del alumbrado público; y no sólo no colaboraron en absoluto para su reposición, sino que trataron de disimularlo. Algo imposible pues los vecinos vieron y oyeron el estrépito al caer dichas columnas.

Además, han destrozado veredas y a mi, en particular, me derribaron el muro del frente ingresando el camión zorra al jardín que, afortunadamente, fue detenido por los restos del propio muro demolido; de lo contrario hubiera impactado contra nuestra vivienda generando mayores daños a los ya ocasionados.

Los vidrios de la casa vibran con una magnitud que a veces parece que van a estallar, según qué vehículo sea. Y como corolario de ruidos, los montacargas colaboran con su “alerta sonora” que se vuelve inaguantable.

Hemos hecho lo imposible para encontrar una solución hablando con la encargada varias veces y con la gerente en Colonia, en infinitas oportunidades, encontrando siempre el mismo argumento o pretexto. Y si lo rebatíamos, pedía disculpas diciendo que se iba a solucionar.

Pasó el tiempo, meses y meses, y la situación sigue incambiada. Entonces se le dijo que íbamos a hacer la denuncia, a lo que respondió que la hiciéramos. Ésta se hizo, pero hasta la fecha no se ha logrado nada a pesar de que las autoridades han intervenido; pero hacen caso omiso a las advertencias.

Por eso lo del acápite, pido, suplico a la IMM que tiene toda la autoridad para hacerlo, intervenga y ponga coto a las irregularidades de esta empresa.

Desde ya nuestro más abismal agradecimiento de vecinos que tenemos el derecho al descanso y a no ser invadidos por una catarata de ruidos que comienza antes del amanecer, siendo esto una tortura que continúa durante casi toda la jornada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas