ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

IMM y contenedores


@|Desde que se puso el sistema de contenedores, soy víctima directa de esta salvajada que perjudica a miles de montevideanos.

Al comienzo el contenedor fue puesto en la vereda opuesta, mirando a la ventana de dos de mis dormitorios en la angosta y empedrada calle Espinillo. Al tiempo, el contenedor se cambió “para no afectar siempre a los mismos”. Mi casa es en esquina así que el contenedor dio vuelta esa esquina y quedó en la calle Estolé frente a otro dormitorio. Seguí perjudicado. Luego se lo corrió unos metros en la vereda opuesta frente a mi puerta: la mugre y el olor han sido insoportables.

Ahora hubo otro cambio aún más pesadillesco y al contenedor terminó a un metro y medio de mi puerta; la abro y me topo con el. También está a dos metros del portón del garaje. Todo lo que desborda del contenedor termina sobre mi puerta y siempre hay gente hurgando o sentada ahí. Basta un descuido para que alguno se meta en mi casa, sea por la puerta, sea por el portón.

Vivimos literalmente en medio de la basura. Los vecinos que usaban esa vereda para ir de Espinillo a Bulevar ahora van por la calle. Algunos me preguntaron porqué no reclamé. Lo hice, dos veces.

Si el contenedor se corriera en la otra dirección, podría abrir la ventana de la habitación y estirándome un poco, tocarlo con la mano. Lo tendría encima. Cada vez que alguien tira basura o hurga (y esto pasa a cualquier hora de la noche) el golpe al cerrar la tapa se escucha como si fuera dentro de la casa. Del olor, ni que hablar.

Estolé, entre Bulevar Artigas y Espinillo es una calle cortita y de veredas angostas: no pueden caminar dos personas juntas. Solo dos vecinos tenemos puerta sobre ella. Tenemos la impresión de ser parte de un Vertedero Municipal de Residuos. No nos pagan por ese “servicio” pero nosotros sí pagamos los impuestos municipales.

No tiene sentido poner contenedores en una calle tan corta y de veredas angostas.

Los buenos modales indican que debería implorar y pedir por favor que lo saquen. La realidad indica que debería exigir ya su inmediato retiro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas