ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Hoy lloro por mi país


@| Lloro por Florencia a quien le arrebataron su joven vida y le impidieron ver crecer y disfrutar de su pequeño hijo.  

También lloro por ese niño porque, si bien nadie es insustituible en esta vida, encarar su camino sin el acompañamiento y contención de una madre, no es fácil, máxime cuando ella le fue arrebatada de forma tan trágica e injusta... 

Lloro por la mamá de el KIKI, su sufrimiento no puede pasar desapercibido en nuestra sociedad. Cada padre o madre hace lo mejor que debe o sabe hacer para sacar adelante a sus hijos y esa señora saco adelante a dos hijos trabajadores y no logró hacer lo mismo con el más joven, muy a su pesar. ¿Que falló? ¿Que ambiente lo devoró? ¿Por qué la masa puede más que la contención de una familia que lucha para seguir?  

Me duele su pedido de perdón, ella hizo lo mejor que pudo. ¿Tenemos derecho a aceptar que su pedido es necesario? Solo de pensar en su sufrimiento, ello la absuelve de toda culpa, si la hubiera. 

Lloro por ese muchacho, el KIKI, no logró encontrar en su corta vida un sendero de lucha honrada, de ganas de salir adelante y encontrar su felicidad... 

Lloro por Allison, la mamá de su hijito, también huérfano desde tan temprana edad y privado del ejemplo de un padre y una madre que debieran ser faros en el camino para no salirse de la buena senda...
Lloro en fin por mi país, un país que nos encuentra cada vez más divididos e intolerantes los unos con los otros. 

Donde un Presidente que hasta ahora adhería fervientemente a su tan mentado PPS (profundo y persistente silencio) se baja de él para confrontar con un grupo de ciudadanos a los gritos y de manera inconveniente para quien ostenta tal investidura. 

Donde ese grupo desconoce también lo que es el respeto que se debe a los otros, máxime a quien detenta el título de Presidente de todos los uruguayos.  

Donde el gobierno no tiene mejor idea, para denostar al otro, que publicar en gesto bajo y revanchista, información personal de la persona que insultó al Dr. Vázquez , lo que lejos de dejar en evidencia la conducta errada del implicado, se vuelve como boomerang contra el insultado.

Abandonemos de una vez por todas este camino de desencuentro y procuremos luchar unidos en pos de un Uruguay en donde los valores sean los que nos guíen y podamos salir adelante con empuje y solidaridad para que nuestros jóvenes, que son el mañana, tengan sueños y logren cumplirlos y nunca más tengamos KIKIS o madres que mueren o lloran y sienten que tienen que disculparse porque el medio se “comió” a sus hijos, con las manos atadas para poder luchar contra el. 

Sin revanchismos, aspiro y estoy segura es el sentir general, a que así sea, con el compromiso asumido de colaborar cada uno desde el lugar donde se mueve con su granito de arena.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas