ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El horror en San Rafael


@| Desde hace años venimos comprobando el continuo deterioro del ex Hotel San Rafael y sus anexos. En consecuencia, todos los Gobiernos departamentales, han venido manifestando su preocupación al respecto y consecuentemente, buscando soluciones. Hasta aquí todo bien. 

Pero lo que no está bien o mejor dicho está muy mal, es vandalizar un barrio jardín para, -con proyectos que no son adecuados para Punta del Este-, permitir un gran negocio inmobiliario. 

San Rafael ha sido respetado, hasta ahora, por ser la expresión más clara y terminante de un verdadero ejemplo de una combinación de verde natural y construcciones de primerísimo nivel. Respetando normas ambientales y paisajísticas pero igualmente reclamando el mismo respeto para los que han invertido y jerarquizado la zona. 

Y ahora se presenta un proyecto muy adecuado para el Medio Oriente o grandes ciudades capitales pero que chocan violentamente con el estilo y buen gusto de Punta del Este. Ya tenemos los horrores de la Playa Mansa con edificios con mucho dorado que encajan perfectamente en Miami pero no aquí. Y desgraciadamente, cada tanto, una numerosa delegación de Ediles viajan a ese destino cuando es justamente a donde no deberían de ir.
Yo le pregunto en primer término al Sr. Cipriani, ¿ porqué no financia un proyecto similar para ser construido en Venecia? Porque seguramente lo encierren en un establecimiento psiquiátrico. 

El Arquitecto Viñoly se manifiesta un enamorado de Punta del Este y reside cerca de La Barra en un paraje de mucho verde natural, campo y tranquilidad . ¿Qué diría si, argumentando el escaso desarrollo y poca inversión, al lado de su casa o en un radio de cincuenta o cien metros se presenta un proyecto que tiene en su contenido una torre de 300 metros, las más alta de Latinoamérica?  

“No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti”. “El Derecho de cada uno termina donde empieza el de los demás”. 

Acá parece que para determinados profesionales la única manera de lograr trabajo y desarrollo en la construcción sea “hacia arriba”. Eso me suena a una solución simplista y carente de inventiva, imaginación y dañina para uno de los balnearios más prestigiosos del mundo. Eso sí; sin duda, las más rentable. 

Mención aparte merecería el Gobierno Departamental y su Junta de expertos. Pero ya nada llama la atención. Con el demagógico, trillado y falso argumento del empleo de mano de obra prosigue el avance incontrolado del cemento y sus “cajas de zapatos verticales” sobre los pinos marítimos, las dunas y la calidad ambiental fiel reflejo del Punta del Este que todos defendemos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas