ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Un hachazo a la Naturaleza


@| Nunca antes había visitado la gigante represa de Itaipú, que está enclavada en el río Paraná y besa las márgenes de Brasil y Paraguay. Desde lejos es un gran bloque de cemento en medio de una selva tropical, tupida, pero bastante deforestada. Brasileños y paraguayos la construyeron en sociedad para generar electricidad a ambas naciones. 

Según nos contó la guía de turismo, con un micrófono en la mano, demoraron 16 años para terminarla, trabajando día y noche sin parar. La joven, sin soslayar ningún detalle, se vanaglorió de la grandeza de la obra, llevándose su pelo negro hacia atrás: la más grande y la que produce más energía eléctrica del mundo. 

Bajo una garúa de terciopelo, llegamos después de unos pocos kilómetros al museo que cuenta la historia de la construcción y de la coyuntura política en la que se encontraba el estado brasileño de Paraná. 

Al ver en la primer ala a los aborígenes que habitaron esa región en la época precolombina, pasamos a una gran sala donde estaba la maqueta de la usina, rodeada de enormes fotografías que ilustraban los diferentes momentos de la faraónica obra. 

La maqueta me pareció maravillosa. Caminé unos pasos rodeándola, y de repente, comprendí que una vasta zona había quedado bajo agua para poder contener el agua del lago. Esa agua baja en velocidad a 120 metros bajo la superficie por tubos de 11 metros de diámetro. Así se mueven las turbinas que tienen grandes rotores que como una dínamo generan energía eléctrica. 

Cuando empezó a gestarse la idea, en la década de los años 60, no conocían la tecnología aplicada hoy en día para producir luz como la eólica o la solar. Pienso que la Naturaleza sufrió un terrible hachazo que cortó un río y ahogó a miles de árboles, plantas y animales en un área de 155 mil hectáreas; creo haber escuchado a la guía decir esta cifra después de acomodarse los lentes de sol. 

La energía eólica y la solar son grandes innovaciones tecnológicas que pueden salvar nuestro planeta de aquellas usinas que dañan la Naturaleza y la deterioran llevando al mundo a la pérdida continua de florestas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas