ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Guerra en Ucrania


@|En Ucrania hay un tema del que poco se habla dentro de los horrores de la guerra impuesta por Putin.

Y es que Ucrania, otrora poseedora de una gran cantidad de armas nucleares, con su independencia, tuvo que entregarlas a Rusia con un acuerdo ineficaz e ineficiente en el que en realidad nadie garantiza nada.

Sin embargo, Ucrania sigue siendo un país con una gran industria nuclear y radiológica, que debe ser manejada por personal idóneo, que debe rotar y no puede estar sometido a estrés. Tiene 15 centrales nucleares y muchas instalaciones radiactivas cuya seguridad nadie conoce hoy. Y es un punto fundamental en el uso seguro de la energía nuclear. Basta recordar el mayor accidente radiológico de la historia que tuvo lugar en Goiania, Brasil, en 1987 con una fuente de Cesio 137.

Rusia ocupó en esta invasión la central de Chernobyl, cuyo reactor N° 4 se accidentó el 26 de abril de 1986 irradiando a toda Europa, favorecido ello por los vientos.

Cuando Rusia la abandonó hace pocas semanas, se supo que los soldados rusos habían excavado la tierra de los alrededores, donde estaba enterrado el Cs 137 por razones de seguridad. No se puede saber ahora qué efectos puede haber producido, aparte de que cientos de soldados rusos fueron trasladados a Rusia para ser tratados por haberse contaminado por radiación.

Hay que recordar que toda esa zona sigue siendo de exclusión.
Rusia atacó con fuego de artillería a la Central Nuclear de Zaporiyia, que incendió un centro de entretenimiento del mismo predio y sigue ocupada por los rusos.

Por otro lado, luego de la desintegración de la URSS, muchas fuentes de Estroncio 90 fueron abandonadas. Algunas fueron recuperadas por el OIEA, otras no. Y de otras más se ha tenido conocimiento cuando lesionaron gravemente a personas que habían tenido contacto con ellas. Ucrania debe tener varias en esa situación.

Sin duda, se está usando uranio empobrecido en los tanques, como ha sucedido en conflictos anteriores.

Tampoco estaría descartado que se hayan caído aviones portando armas nucleares, como ocurrió en el pasado y que no explotaron por las grandes medidas de seguridad que tenían.

Y desconociendo totalmente todos los instrumentos jurídicos internacionales, Rusia amenaza un día sí y otro también, con tirar bombas nucleares; y ya anunció que la Tercera Guerra Mundial ha comenzado. Ha amenazado incluso a Estados Unidos.

La energía nuclear tiene muchos usos pacíficos de gran utilidad, pero siempre que se usen siguiendo estrictas normas de seguridad y con el control del Organismo Internacional de Energía Atómica.

Acá no sólo eso no funciona sino que ya no se puede hablar de no proliferación nuclear.

El Mundo vive la peor amenaza de su historia que es el lanzamiento de armas nucleares. El lanzamiento de una bomba Zar sería 3.800 veces más potente que la Litlle Boy tirada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945.
Destruiría la mayor parte de Europa y Norte de África.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas