ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El que guarda siempre tiene


@|Vieja premisa de nuestras abuelas acerca de la conducta con la que todo joven honesto y trabajador debe encarar la parte económica de su vida para lograr un futuro tranquilo y libre de preocupaciones. 

Otra vez estos sindicalistas K, maestros en esto de guardar el fruto de su trabajo; especialmente luego de los años de corrupción más grandes que conoce el vecino país. 

Aquí, se les ha abierto las puertas (y los cofres fort) para que trasladen con total impunidad y condescendencia todo el fruto de sus jornadas laborales para vivir como príncipes, sin esconder ni disimular nada, sabiendo que el pequeño brazo de la justicia no los alcanzará, salvo que venga alguna orden internacional que así lo pida. 

¿Dirán algo los descamisados de siempre, aquellos que viven pobremente pero igualmente agitan sus brazos de puños cerrados mientras en los estrados donde se dice defender el trabajo y el salario, estos personajes se regodean con frases combativas y de supuesta lucha sin cuartel ante los capitalistas (quedaron chiquitos)? 

Se han visto otros brazos, otros “gordos”, no tan profesionales como allá, pero con ansias de superación personal, son algunos que defienden determinados gobiernos mientras las “masa” no supera los 17.000 nominales mensuales y otros, que dicen ser representantes de los pobres pasivos que cobrarán 11.800 por mes justifican esta política insana del impuesto ilegal mientras se sigue “desalambrando” los bolsillos de los que producen de verdad. 

Si seguimos así, habrá aquí también menos pobres que en Alemania, frase que pasará a la posteridad expresada con total desenfado por la artífice de la corrupción sin fin. 

Al menos allá, cruzando el río, muchos han ido a la cárcel... Por aquí, el verano los distrae a todos...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas