ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Gracias Bonomi...


Desde chico me enseñaron que la plata chica cuida a la grande, y eso se aplica en todo, en este caso a la inseguridad.

Si se permiten los delitos chicos, los delitos mayores serán una inevitable consecuencia de esa permisividad.

Por la inoperancia de la policía y la justicia, ya no se denuncia nada que no sean daños personales o muerte; una rapiña de un celular la pasan por arrebato, aunque hayan encañonado a la persona, esto lo digo porque conozco el caso de primera mano.

Para qué perder el tiempo en ir a la seccional a realizar la denuncia, no vale la pena porque no va a recuperar nada.

Tuve dos intentos de rapiña al llegar a mi automóvil, por suerte fui más rápido y logré cerrar y trancar las puertas a tiempo. Por supuesto que no hice la denuncia porque no la tomarían o no serviría para nada.

El sábado pasado, en la noche, volviendo de San José por ruta 1, en el km 24 sentí un fuerte golpe en el costado del auto, estuve tentado de parar, pero como todo funcionaba seguí el consejo de mi esposa, que de inmediato me dijo de no detenerme bajo ningún concepto. El peaje de Santa Lucía estaba cerca y allí revisamos el coche, en la puerta derecha tenía el impacto de lo que supongo era una piedra de un buen tamaño ya que el raspón fue amplio y profundo que llegó a la chapa. Llamé al 911 para advertir de esto y tomaron nota, me preguntaron si quería que enviaran un móvil a lo que les respondí que nosotros tuvimos mucha suerte, que tal vez el próximo la peguen a un vidrio y haya que lamentar un accidente y lastimados.

Pero bueno, la ida a San José me costó $700 de nafta, $220 de peajes y unos $10.000 del arreglo de la puerta.

Parece mentira, esto se está pareciendo cada vez más a la película Mad Max, pero me siento contento que no nos hayan lastimado... zafé esta vez...

¡Gracias Bonomi!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
volver a todas las cartas