ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El gobierno y los rurales


@| No se pueden negar los continuados esfuerzos realizados por el gobierno con sus viajes de trabajo al exterior para colocar nuestra producción y generar recursos que posibiliten el funcionamiento y desarrollo de nuestro país. Dichos encuentros han servido asimismo para visualizar en el mundo, las actividades y capacidades culturales, profesionales y de gestión, en un país que sin contar con recursos minerales, vive fundamentalmente gracias a la pecuaria, que trabajamos con éxito. 

Lo fundamental para salir a ofrecer, es describir lo que se ofrece; que está siempre disponible y en óptimas condiciones sanitarias; que es un esfuerzo productivo en el que confluyen, la producción agrícola, ganadera y forestal, con el acompañamiento y control vigilante -constructivo y creativo-, de los organismos profesionales del Estado. Y aquí aparece el problema… 

Hay que controlar y acompañar dando las pautas y los elementos para que en manos de los productores, se logren cosechas y animales eficientes; pero sobre todo, a costos competitivos con los precios de países que disponen de similar producción y que muchas veces, son beneficiados por convenios internacionales a los que nosotros no accedemos.  

El campo no es la ciudad, hay que luchar a brazo partido, 
fundamentalmente con las inclemencias del tiempo y temas sanitarios, que pueden afectar todos los procesos productivos, la gestación de animales, amén de insumos caros y del expoliamiento económico que sufren en la colocación y venta de sus productos, donde son víctimas de intermediarios e industrias que fijan los precios. 

Tanta preocupación y esfuerzo, para…

En Uruguay la economía funciona si el campo produce, es la fuente fundamental de recursos (divisas) que nos permiten comprar en el exterior, las necesidades del país y más. Además de ser fuente de generación de “impuestos para el Estado” ya que se cobra en cada importación un 50%, sobre el valor adquirido. 

Por lo expuesto, es fácil deducir lo importante del campo y las respuestas que debemos dar a sus demandas, que las mismas obedezcan a razones justicieras so pena de matar a la gallina de los huevos de oro, provocando la emigración del campo a la ciudad, sobre todo, en chicos y medianos productores, que por insuficiencia de recursos para producir y falta de dinero para subsistir, se ven obligados a liquidar y vivir en la miseria.
Al gobierno le digo que no hay que esperar a Santa Bárbara que truene... para saber que existe, hay que saber escuchar y ver las necesidades, antes de que las mismas nos superen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas