ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Gobierno hipócrita


@|Uno no pierde su capacidad de asombro cada vez que algún integrante de este gobierno sale a la opinión pública para anunciar medidas, según ellos innovadoras.

Hace poco el MPP, grupo mayoritario dentro del Frente Amplio, informó que presentarían en el Parlamento un conjunto de leyes para renovar la confianza en la política.

Por todos es sabido que la confianza de los uruguayos en los políticos ha llegado a porcentajes de aprobación preocupantes. Según las encuestas, estos están evaluados en penúltimo lugar con un porcentaje del 12%.

Lo que parece una tomada de pelo, es que justamente el MPP, cuyo líder principal que ocupó la presidencia entre 2010 y 2015, se caracterizó por ser el peor gobierno en la historia del Uruguay y donde se produjo el mayor despilfarro de dinero público.

Evidentemente dejar que alguien que sólo sabe manejar un arma y un tractor, gobierne un país, parece de ficción.

Un gobierno que dejó un déficit fiscal del 3,5% y al cual, Astori relativizaba para evitar perder votos. Un gobierno que gastó más de lo que tenía y que para hacerlo creó un Ministerio de Economía paralelo en la OPP y así pasarle la pelota por encima al equipo económico de Astori. Situación que éste, como vicepresidente, dejó pasar y demostró su falta de carácter y su actitud sumisa.

A tal punto fue el derroche, que para catapultar a Raúl Sendic en una futura fórmula presidencial, le permitieron que invirtiera en proyectos inviables en Ancap, a tal punto que casi provoca su cierre. Algo insólito en el mundo ya que ésta es una empresa monopólica. Menos mal que iban a designar a los más capacitados en los distintos organismos. Se construyó una planta desulfurizadora que en principio costaría US$ 90.000.000 y terminó costando US$ 421.000.000 (me recuerda al Antel Arena) y en cuya inauguración se gastaron US$ 375.000. Para construirla se argumentó que separaría 30 toneladas de azufre por día y en realidad son solo 5. Se construyó Alur para producir bioetanol y para que sus balances no dieran pérdida se obligaba a Ancap a comprar el producto al triple de su precio internacional. Hicieron inversiones en plantas de cal y de portland que continúan dando pérdidas, a pesar que las empresas privadas en competencia generan ganancias. Esto es sólo la punta del iceberg del derroche en Ancap, sin considerar que Raúl Sendic utilizó su tarjeta corporativa para beneficio personal. Sin entrar en detalles debemos agregar los millones dólares perdidos en la Regasificadora y el Puerto de Aguas Profundas, proyectos faraónicos que nunca se llegaron a concretar y en el primero de los cuales intervinieron empresas brasileñas corruptas afines a Lula Da Silva. Además tenemos al Fondes, que malgastando ganancias del Brou, apoyaron proyectos inviables de amigos afines a la izquierda (Alas U, Paylana, Envidrio) a pesar que los informes técnicos ya lo advertían. Del total de los montos prestados, el 70% son considerados incobrables en virtud de no tener garantías de respaldo. Como frutilla de la torta tenemos el reciente juicio que López Mena le ganó al Brou por U$S14.000.000 más intereses por el aval en el payasesco remate de los aviones de Pluna.

Este tipo de anuncios de austeridad en la política van dirigidos a quienes no tienen ningún conocimiento del tema.

Según una encuesta de la consultora CIFRA el nivel de indecisos ronda el 18% y según Opción Consultores dentro de ese porcentaje el 43% responde no tener ningún interés en la política y el 29% poco interés. Esto representa a quienes no saben en absoluto lo que está ocurriendo, por lo tanto están expuestos a creerse estas mentiras y volcar su voto en esa dirección.

Por eso es importante que la gente se informe y así evitar tener la desgracia de soportar otro gobierno progresista, incapaz y soberbio.

Si eso pasa, sabremos que significó las siete plagas de Egipto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas