ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

La gente se cansa...


@|Ese era un dicho de mi pueblo norteño...

El pasado 17 del corriente mes, el Pit-Cnt, concretó el primer paro general contra el gobierno instalado y contra esa mayoría que osó votarlo.

Gran alegría del hegemónico Pit-Cnt y una ácida frustración para el resto de la población. Conste que la huelga es un derecho consagrado por la Constitución.

La lectura se escribía a priori: reverdecer logros sesentistas y el hartazgo nihilista del remanente consciente. Se traduce por la adhesión incondicional de toda la función pública, más las cooperativas del transporte amparados en el Uruguay generoso, contemplativo, paciente e incomprensible. Afuera de este precepto, otra actitud, otros patrones, otra vara regía para la función "privada".

Extrapolo: acá en el barrio abrió el 100% del comercio instalado. ¡Todo el horario!

Si esto no sonara discorde, afirmaría un honor al trabajo pro-Patria.

Ese jueves, todavía con el "paro en la piel", el programa televisivo "Todas las voces" realizó una compulsa: el 90% se manifestó "en contra" del paro y el 10%, a favor.

A nivel mundial, el trágico Covid-19 destrozó economías y fuentes de trabajo por millones. Uruguay para algunas mentalidades es una burbuja exenta.

Un día nos alegaron: "No habrán más impuestos: aún sangramos por los IRPF, el IASS y los etc.".

En las pasadas elecciones nacionales el famoso pueblo votó distinto.

Y sí... la gente cambia... Y la fuerza sindical de los viejos manuales ideológicos es acreedora del perjuicio a las mayorías.

Debería preocupar a sus protagonistas, ¡aunque sea un guiño a los que cambiaron por un nuevo gobierno!

Queda mucho por hacer. No desmayemos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas