ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Geno-viejicidio


@| Se entiende como aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por motivos raciales, políticos o religiosos. Antes del lejano 2008, ya el ilegal y traicionero IASS estaba haciendo de las suyas y pisándole los talones llegó para el colectivo de jubilados bancarios la peor aún e ilegal Ley 18.396 para terminar de cercenar las pasividades de quienes aportaron puntualmente, mes a mes, año a año, durante décadas para terminar “abusados” en su vejez convirtiéndolos en setentones y ochentones casi sometidos. De la forma más cruel y más “mala leche “ imaginable, dichos impuestos se han juntado con el Fonasa formando la tripleta del terror siendo calculados todos sobre el nominal y por lo tanto, pagando impuesto sobre impuesto. Muchos se preguntarán, ¿y nadie los defendió?, ¿nadie se indignó como distintos colectivos que poniendo el grito en el cielo como corresponde, protestan, manifiestan, se apoyan en sus organizaciones gremiales que a su vez les responden como debe ser? Orgullosos de una forestal enorme y productiva a la vez que antigua (53 años) que exporta 80 contenedores por mes para Asia según expresa en editoriales de los primeros meses de este año “El Telégrafo” de Paysandú , parece no arrojar el mínimo resultado para castigar menos a sus accionistas, los jubilados y pensionistas de dicho sector... Los abusos traen respuestas fuertes, traen indignación, quizás las consecuencias sean apoyar con todo las firmas necesarias para el plebiscito y lograr el triunfo en las urnas para aprobar la caída sin más, de todo saqueo a pasivos como ultimo y gran acto de dignidad en el final de sus vidas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
volver a todas las cartas