ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

De Garibaldi


@| En la edición de El País del día martes 25 de los corrientes se publica un texto enviado por el Dr. Marcelo Gioscia Civitate, del que he elegido el siguiente fragmento:“Nuestro país ha señalado por Ley N° 17.778 de mayo de 2004, que fuera promulgada por el Presidente de la República Dr. Jorge Batlle y el Ministro de Educación y Cultura el Dr. Leonardo Guzmán, la celebración del Día de la Libertad de Expresión del Pensamiento y no fue casualidad que escogiera al día 20 de Setiembre de cada año, para tan señalado día. Es que el 20 de Setiembre pero de 1870, fue el día de la Toma de por las fuerzas garibaldinas, y todo un símbolo para la lucha contra el dogmatismo de la Iglesia Católica y la unificación de Italia.” 

Siempre he escuchado y leído con mucha atención, artículos de referencias históricas. Pero me he negado sistemáticamente a considerar aquellas afirmaciones que quien las escribe, supone una verdad histórica irrefutable. 

Y creo que este es uno de esos casos.. 

En primer lugar, quien escribió el artículo sobre el “Día de las Libre Expresión”, José Garibaldi y el 20 de Setiembre, da la impresión de pertenecer a un determinado partido de nuestro país, y poseer un deletéreo sentimiento anticatólico. 

Me voy a referir solamente a dos cosas: En primer lugar a la fecha 20 de setiembre. Legalmente en Italia no significa nada. Al respecto se puede decir: La Fiesta de la República, es el día de fiesta nacional que se celebra el 2 de junio en Italia, y conmemora el referéndum constitucional de 1946, cuando (por sufragio universal) los ciudadanos italianos fueron llamados a decidir qué forma de gobierno (monarquía o república) querían para su país tras la Segunda Guerra Mundial y la caída del Fascismo. 

La fiesta de la República, a diferencia del 1° de mayo (Día de los trabajadores) o el 25 de abril (Fiesta de la Liberación), es la ÚNICA fiesta nacional de Italia, debido a que en esta fecha se celebra el nacimiento de la república. 

Por otra parte, el 20 de setiembre es “Día de Oprobio” para José Garibaldi. Y nuestros vecinos de la hermana ciudad de Gualeguaychú en Entre Ríos, República Argentina, si recuerdan esa fecha. ¿Que pasó? La historia señala lo siguiente: 

“El 18 de setiembre una escuadrilla formada por cinco buques de cruz y catorce entre lanchones y balleneras, pasó por la boca del Gualeguaychú y remontó el Uruguay seis millas para que nadie sospechara del inminente ataque. En la noche del 19 al 20 sorprendieron a los dos guardias que celaban la Boca en una nave ligera. Bernardino Gómez, vecino de Gualeguaychú y marinero de un buque mercante, sirvió de baqueano a Garibaldi para entrar en el Puerto. 

En la madrugada del 20 los Legionarios desembarcaron en el Saladero de Gianello, distante una legua de la ciudad y atacaron la indefensa Gualeguaychú. Sorpresivamente llegaron a la casa del Comandante don Eduardo Villagra y lo encontraron dormido. El comandante, las autoridades y guardias nacionales cayeron inmediatamente en las manos del enemigo. Según Fray Mocho: 

“Garibaldí ordenó el fusilamiento de las autoridades de alto rango. Villagra, el alcalde, el administrador y el capitán Benítez fueron llevados a bordo. Los vecinos intervinieron rápidamente solicitando la libertad de los prisioneros. El italiano accedió al pedido. Se fortificaron los puntos más importantes y dominaron la ciudad. Inmediatamente se inició el saqueo. E1 soldado de policía Mariano Robles y el vecino Pedro Chamorro condujeron a los Legionarios a las casas donde había más para robar
Los vecinos de la tranquila ciudad vivieron dos días de pánico. Fueron saqueados 31 establecimientos comerciales y numerosas casas de familia. Los más perjudicados fueron comerciantes españoles, sardos, portugueses y franceses Garibaldi se llevó un botín calculado en 30.000 libras esterlinas. En la casa de la familia Haedo (esquina Rivadavia y San José), aprovechada como Cuartel General, los invasores colocaron un cañón, amenazando la Comandancia y apuntando en dirección a la residencia del Comandante Villagra, (Rivadavia casi Ángel Elías).

¿Por qué fue atacada Gualeguaychú? 

Garibaldi en sus Memorias expresa: “El pueblo de Gualeguaychú nos alentaba a la conquista por ser un verdadero emporio de riqueza, capaz de revestir a nuestros harapientos soldados y proveernos de arneses para los caballos y de otras cosas necesarias. Era preciso desembarcar en él”.
Estos hechos, me hacen poner en duda el altruismo de los ideales garibaldinos. 

Por razones de espacio, no me detengo en detalles y tampoco hago referencia a desmanes garibaldinos en el resto del Litoral uruguayo argentino, debidamente documentados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º