ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

"Fútbol de cabotaje"


*|Una vez más, y en forma sistemática, los equipos uruguayos quedan eliminados de los diferentes certámenes internacionales. 

Los denominados equipos grandes de nuestro fútbol, quedaron por el camino en la Copa Sudamericana (Club A. Peñarol), y de la Libertadores de América (Club Nacional de Fútbol).

Como ya nos tienen acostumbrados, estas eliminaciones se producen o en fases de grupo o en primeras rondas de las siguientes etapas.

Las dos instituciones más representativas de nuestro país siguen demostrando que ni por asomo pueden competir con la debida exigencia a nivel internacional. En esta oportunidad, los equipos brasileños siguen derrotando en la cancha y con sobrada capacidad a los nuestros.

Pero lo que más resalta, no es solamente la derrota, sino el bajísimo nivel futbolístico de ambos equipos.

A simple vista de cualquier aficionado al fútbol se puede apreciar jugadores con grandes carencias de fundamentos técnicos, faltos de velocidad y dinámica; les cuesta una enormidad dominar un balón, se les escapa de los pies, les rebota, largan pases a escasos metros sin destino adecuado, juegan sobre las bandas y generalmente la pelota va afuera, etc.

Con estos aspectos netamente contraproducentes para el fútbol actual, además de un desajustado orden táctico dentro del campo de juego, es imposible afrontar con éxito cualquier competencia internacional.

Solo queda como consuelo para hinchas, jugadores y dirigentes, el orden local, donde ahí sí los cuadros llamados grandes marcan diferencias en todos los aspectos por una cantidad innumerable de motivos y circunstancias.

En definitiva, de aquí en más, habrá que iniciar un cambio en la captación de jugadores por parte de quién le corresponde. No solo alcanza con la estatura física, como algunos técnicos pretenden; que si bien es importante, no debe ser determinante para ser seleccionado por un equipo. Se tienen que priorizar las condiciones técnicas que ese jugador captado demuestra y puede desarrollar desde sus inicios como juvenil en formativas, para plasmarlo luego en la mayor categoría, y trabajar sobre eso. Pero también se debe hacer especial hincapié en el trabajo diario de entrenamientos, por parte del cuerpo técnico y jugadores, que da la impresión es insuficientes.
De los contrario, esteremos condenados a seguir en esta línea de continuos fracasos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas