ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

¡Fuera el reino de Adeom!


@| En Montevideo, más allá de las reinas -o ahora figuras -de un especial momento festivo de pocos días, el Carnaval, hay permanentemente una reina o figura, a la cual eligen unos pocos ciudadanos para, a través de ella, tomar el control de la ciudad: la basura.

Es el reino de ADEOM. Y al igual que (según algunos historiadores) Nerón incendió a Roma para acusar a los cristianos y mantener su poder, estos ciudadanos son capaces de inundar la ciudad de basura para acusar a las autoridades y conquistar más prebendas. Y por algo se dice que ADEOM, es el reino de la manipulación! Compatriotas a los cuales les pagamos los ciudadanos siempre de turno -no el intendente de turno -para que nos mantengan lo más limpia y ascética posible la ciudad. Y ellos nos pagan devolviéndonos la mugre, e irrespetando nuestros derechos. E irrespetando a quienes nosotros elegimos para que nos garanticen los derechos ciudadanos a un elemental servicio por el cual pagamos, cumpliendo -a su vez -con nuestras obligaciones.

Los ciudadanos no tenemos la opción de elegir a las autoridades de ADEOM; pero si elegir a quienes cobraremos la responsabilidad de ese servicio elemental que exigimos. No nos sentimos representados como sociedad por los funcionarios de ADEOM; no les debemos nada, y les pagamos todo! Pero si a un obrero de ADEOM le salió un granito detrás de la oreja, que se transformó en infección, o que se afloje un tornillo de las ruedas de un camión, o que se establezca una sanción por el abuso de una función, entonces todo el gremio para las actividades de servicio a la población para protestar, dejando a la ciudadanía varios días en medio del caos, la insalubridad, la mugre, el mal olor, y el mal sabor.

Y decretarán un paro y una movilización; y dentro de tres meses volverán a reivindicarlo agregando, además, que como los vecinos y alguna empresa privada decidieron hacerse cargo de la situación, levantando con sus manos la mugre desbordada, reclamarán daños, perjuicios, persecuciones sindicales y atentado al pudor! Y si; reconozcámoslo. La Intendencia Municipal de Montevideo parecería haber sido el espacio concedido como laboratorio para desarrollar la experiencia de la dictadura del asalariado. Y la recolección de la basura, en especial, la labor seleccionada. Y vaya que bien caro nos ha costado! Anarquía, ineficiencia, mal servicio y permanente crispación de los ciudadanos por el abuso autoritario sindical. ¡Una gran lección sindical!

Han hecho una guerra permanente contra la autoridad establecida y elegida por la gran mayoría de los ciudadanos; a ellos nos les interesa el bienestar de la población, sino quebrarle el brazo, debilitar y desautorizar a la autoridad municipal, para ganar cuotas de poder. Deben sentirse felices: renunció Puntigliano; el Director de Desarrollo Ambiental, quien aclaró que la contratación de empresas privadas para limpiar el entorno de los contenedores es más eficiente y barato, si se compara con los costos de esa tarea realizada por empleados municipales; le rinden a la Intendencia 5 veces más y con un costos 30% menor!

Recuerdo que en enero de 2016, la Intendencia capitalina salió a mostrar con cifras los numerosos beneficios que reciben sus trabajadores. ¡Ahí no hay sueldos mínimos! Ahí, desde que empiezan a trabajar, aún sin demostrar si sirven para algo o no, ya cobran sueldos privilegiados con los del resto de la sociedad. Y beneficios especiales como partidas por asiduidad y para útiles escolares. Y en medio de otra dura negociación, Eduardo Brenta, director de Gestión Humana y Recursos Materiales de la comuna, confesó que los municipales están, en términos generales, en situación más favorable que el grueso de los trabajadores privados.
Y entonces, me pregunto yo; ¿por qué los ciudadanos que nos sentimos irrespetados y estafados en nuestros derechos, cumpliendo fielmente con nuestras pesadas obligaciones, debemos ser prisionero del “reino de ADEOM? Yo me resisto, y creo que es hora de juntar firmas e ir a un plebiscito para, definitivamente, privatizar el servicio de la limpieza en Montevideo! Y dejar de pagar los impuestos municipales por no tomar las decisiones para que se respeten nuestros derechos. Me niego a ser prisionero del reino de ADEOM!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas