ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Al Sr. Fiscal de Corte, Dr. Jorge Díaz


*|Sr. Fiscal, me veo obligado a dirigirme a usted para corregir una afirmación que realizó el jueves 25 de julio ppdo., en un programa televisivo en que refería a la posibilidad de la creación de un Ministerio de Justicia.

Ud. argumentó que en varios países que citó, había Ministerios de Justicia y terminó diciendo que ya hubo Ministerio de Justicia en nuestro país, cuando el proceso Cívico Militar, o la Dictadura, como Ud. lo denominó y agregó: “Para avasallar a los jueces”.

Ahí está su error Sr. Fiscal.
Le informo y aclaro; porque tal vez Ud. es muy joven y no vivió esos momentos.

El Ministerio de Justicia se creó para respaldar a los jueces, porque los jueces estaban avasallados por una organización guerrillera subversiva que actuaba criminalmente y los amenazaba para forzar a su favor las sentencias que debían dictar en causas que involucraban integrantes de dicha organización. Y cumplían las amenazas. Y los jueces estaban a la intemperie y tenían que ceder. Su integridad física y la de su familia corrían riesgo.

Pero los hechos fueron más lejos; los secuestraron para exigirles su sentencia favorable y se dio el caso de un juez que fue secuestrado dos días y cuando volvió al despacho, cambió las carátulas de las causas que debía juzgar por: secuestro, homicidio, hurto especialmente agravado, etc., por: “Asociación para delinquir”, ¡cuya pena es menor y es excarcelable!
Entonces Sr. Fiscal, la solución que se encontró para respaldar a los Señores Jueces, para que pudieran ejercer su autonomía, se creó el Ministerio de Justicia.

Lo que me preocupa es que se repita ese argumento de avasallar la autonomía de los jueces con ligereza, sin buscar una adecuada información, como se ve en algunas crónicas o programas informativos que repiten lo que han dicho otras fuentes, dándolo por correcto; y cuando eso se repite, se produce lo de aquella afirmación de los nazis: “Una mentira repetida mil veces, se convierte en verdad”, y lo más grave y que más me preocupa, Sr. Fiscal, es que esa afirmación sea realizada por una persona con su alta investidura por un medio masivo de comunicación, lo que le da mayor credibilidad entre el público.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas