ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El feminismo y la captación de votos


@| La lucha de las mujeres por igualdad de derechos es un fenómeno de tono histórico, en un mundo que sí, ha tenido al hombre como principal fundador. Existe un amplio consenso en cuanto a las reivindicaciones de las mismas en general, igual salario a igual trabajo, eliminar la violencia de género, derecho al aborto, participación en la estructura política, etc.…
Ahora bien, existen sectores del feminismo que proclaman otro tipo de cosas más extremas y que hacen realmente reflexionar. No solo culpan al patriarcado de los roles que tuvo y tiene que ocupar la mujer en la sociedad, el cual si condicionó su progreso, sino también al sistema capitalista. Resulta familiar esta reacción hacia el modo de producción capitalista supuestamente creador de desigualdades, pues claro, es el mismo que utiliza tradicionalmente los sectores más reacios de la izquierda como discurso, ¿coincidencia?... 

Esta más que claro que el nuevo capitalismo se diferencia muchísimo del capitalismo primitivo, que los derechos se han extendido de manera exponencial y aún falta por realizar. Claramente este avance en la forma en que nos organizamos y cómo el sistema retribuye el trabajo ha conformado a la gran parte de la población mundial, de lo contrario se seguiría luchando contra el mismo, como se hizo antes, en gran parte del globo. La evolución y consolidación del capitalismo ha provocado un debilitamiento de los colectivos debido a la dificultad de encontrarse como iguales en cuanto a condiciones económicas y en cuanto a intereses comunes a través de la fragmentación de las clases sociales, con esto me refiero a que el clásico discurso de clase de la izquierda ya no es tan eficaz y es donde entra lamentablemente el feminismo, y la politización de sus demandas sociales. El feminismo es indirectamente hoy en día la herramienta de la izquierda para seguir implementando su famosa dialéctica, para que la única forma de transformar la sociedad sea a través de la revolución como el marxismo proclama.

No es coincidencia que el Frente Amplio en el Uruguay le de tanta cabida a estos temas, pues claro en general vamos a estar de acuerdo con las demandas de derechos por parte de las mujeres, pero cuando ya hablan de temas que no tienen argumentación (salvo que seas de izquierda), este se convierte en otro escenario, en el cual se trata de movilizar a grandes grupos en favor del gobierno de turno.

Que quede claro que las reglas deben ser para todos iguales, que reconozco y no me opongo a las reivindicaciones principales de las mujeres; pero no se dejen engañar, a no ensuciar el campo y obtener beneficios políticos jugando con las demandas de colectivos que no buscan más que el reconocimiento de sus derechos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º