ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El Factor Militar, preocupa...


@| Los diputados Luis Puig (PVP) y Gerardo Núñez (PCU), el abogado Pablo Chargoñia (PCU), la ex fiscal Mirtha Guianze (estrechos vínculos con el MLN) y el periodista Samuel Blixen (PCU) se reunieron, días atrás, en el periodístico “Mañana Activa” de Radioactiva FM, para tratar el tema: “El factor militar. El rol de las Fuerzas Armadas (FF.AA) en Uruguay”.

Partiendo de evidencias, que para ellos indican una “enorme incidencia de las FF.AA en la política nacional”, realizaron una suerte de apreciación de situación del “factor militar”, que se ve, tanto los preocupa. Sus conclusiones expresaron críticas a los gobiernos progresistas, no faltando los habituales agravios a las FF.AA, y particularmente al Ejército.

La Dra. Mirtha Guianze, puso sus cartas boca arriba, afirmando: “en todos estos años no se penetró al Ejército con ideas de izquierda. Éstos siguen pensando que el enemigo, es la izquierda…”. “Los militares están en su mejor momento”. ¡Brillante apreciación doctora!, es así. No lo lograron y no han de lograrlo, pues el Ejército nunca estuvo: con la moral tan elevada, tan fuerte, tan cohesionado y tan bien comandado, como lo está hoy. Respecto a otra de sus afirmaciones: “la institución militar, hoy es una cueva de gorilas”: le diré que amen de imprecisa (“institución militar…”), su metáfora es un tanto exagerada. Pues si bien es verdad que poseemos la fortaleza de ese primate, afortunadamente nos adornan una cuantas virtudes más. Nuestra Institución, es una cantera de hombres: honestos, fuertes, abnegados y valientes, cuyo norte es servir a la Patria. ¡Nunca, al gobierno de turno!

En tanto, el diputado Luis Puig expresaba: “… el Estado ha sido colonizado por las FF.AA.”, (¿?), concepto imposible entender dado que ninguna de las acepciones del vocablo “colonia”, permite relacionar sintácticamente: FF.AA. - colonia - Estado.

Por su parte, el diputado Gerardo Núñez, mostró preocupación por: “… el papel ascendente del militarismo en la sociedad uruguaya, y su efecto regional…”, basando su diagnóstico en argumentos livianos y un tanto confusos, a saber: 1) se refiere al “voto de la ley para el patrullaje militar en zonas de frontera…”. Esa, siempre fue misión de las Unidades desplegadas en las zonas limítrofes del territorio nacional, y siempre se actuó. Esta ley, viene a representar un respaldo legal a esa actuación. 2) Afirma que “la Guardia Republicana es una policía militarizada, que usa armamento militar para una guerra urbana”. Le faltó decir, que posee aeronaves y que está a órdenes directas de ministro del Interior. 3) Por otra parte agrega: “… se intenta legitimar al Ejercito, con tareas de ayuda en desastres naturales, a la vez que se pregunta: “¿Por qué no apelar a los trabajadores, como sucedió con el tornado de Dolores…?” (¿?). 4) También apeló al manido tema de la “Caja Militar”, como “evidencia del peso de las FFAA, en el diseño de las políticas de Estado. No pudimos bajar el tope, de 150 a 139…”. Y el diputado remata, señalando: “… lo que pretende el Partido (comunista), es democratizar el uso de las armas, para el Pueblo”. No estamos en contra de la existencia de un Ejército, pero queremos uno, con otras características al del actual …” (¿?). A título de ejemplo trajo a colación la revolución cubana, cuando una vez consolidada la misma, Fidel Castro hizo la imprescindible “depuración” (léase “purga”) de las FF.AA. Finaliza su intervención, aclarando: “… mi discurso no es contra las FFAA, pero si, hago una lectura de clases” (¿?). Y esto es perfectamente entendible, pues consecuente con la doctrina marxista, y a la malograda captación ideológica de las FF.AA, el joven diputado comunista le resta apelar a las “milicias populares”.

El Dr. Pablo Chargoñia (PCU), representando a Familiares de Detenidos Desaparecidos, define a las FF.AA como “… un territorio de facto, … son un poder fáctico”, y habló sobre la existencia de “un bloque de Impunidad, en el que el Poder Judicial besa las manos de los acusados…”. Atacó al presidente del Centro Militar, calificándolo de “imbécil moral”; no respetó, siquiera, al extinto compañero ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, tildándolo de “miliquero”, y acusó al Cte. J. E., general Guido Manini Ríos, de “… cinchar, para probar al sistema…”. ¡Al sistema lo cinchan ustedes, desde hace trece años, doctor! Y, ante la artera pregunta realizada por Samuel Blixen, sobre si ¿eran necesarias las FF.AA?, contestó: “Sí, para las clases dominantes...”; una respuesta coherente con la doctrina, en lo que respecta al concepto marxista de que las FF.AA son el brazo armado de la clase dirigente.

Traído a nuestra realidad, esas Fuerzas, a las que vuestra izquierda permanentemente atacan, son quienes en los momentos difíciles, que a todos depara la vida, siempre están al lado de los más desprotegidos. En las democracias no existen “clases dominantes, ni clases dominadas”, doctor. Esos términos son artilugios dialécticos gramcistas, que maneja su partido, para envolver a las masas y, últimamente, a pseudo-intelectuales incautos.
Sepan señores, que fueron las FF.AA las que cuarenta años atrás impidieron que hoy fuésemos otra Cuba, y sin lugar a dudas serán esas mismas FF.AA (no ideologizadas), las que no consentirán que mañana nos transformemos en otra Venezuela.

Es aconsejable, que también se preocupen por el “factor Sico-Social”, pues la salud, la educación y la seguridad pública, son: responsabilidad de cualquier gobierno, sostén de todo Estado, y futuro de toda nación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas