ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

La fábula de la rana


@| Bajo el título, ¿Qué Constitución? Gerardo Sotelo enumera una serie de disposiciones del gobierno que coliden abiertamente con nuestra Carta Magna, entre otras la inclusión de un artículo en la rendición de cuentas que permite al Ejecutivo eludir el pago de sentencias o la pretensión de imponer una doble tributación a las pasividades militares y un largo etcétera. En la misma edición en que aparece esa columna, El País anuncia que el gobierno prohibe a la empresa Claro brindar TV satelital pese a una sentencia del Tribunal de lo Contencioso Administrativo en contrario, también se anuncia la designación de un nuevo director de Televisión Nacional Uruguay pese a que este al ser accionista de varias ondas de radio locales está impedido de serlo de acuerdo con la Ley de Medios, y por último el Frente Amplio y Unidad Popular aprobaron por mayoría en Diputados, un proyecto de ley por el que los uruguayos residentes en el exterior no pierden los derechos inherentes a la ciudadanía, a pesar de requerirse de mayoría especial para la aprobación. Todo lo anterior lleva a expresar, con palabras utilizadas por Fernández Huidobro, que el gobierno del Frente Amplio se pasa la Constitución por sus partes más íntimas. No podemos dejar de recordar lo poco que les interesó la decisión popular expresada a través de dos plebiscitos por la Ley de Caducidad. Es entonces que viene a mi memoria la fábula de la rana: “Si se echa una rana a una olla con agua hirviendo, ésta salta inmediatamente hacia afuera y consigue escapar de la olla sin haberse quemado ni una pestaña.

En cambio, si inicialmente en la olla ponemos agua a temperatura ambiente y echamos una rana, ésta se queda tan fresca dentro de la olla. Pero cuando, a continuación, comenzamos a calentar el agua poco a poco, la rana no reacciona bruscamente sino que se va acomodando a la nueva temperatura del agua hasta perder el sentido y, finalmente, morir literalmente hervida”.

Creo que al pueblo uruguayo y su democracia le podría suceder lo de la rana, ojalá me equivoque.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas