ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Etiquetado de alimentos

Pérdida de perspectiva


@| Es curioso como el gobierno pone sostenido énfasis en algunos aspectos de la vida cotidiana dejando de atender con eficacia otros que son clamor popular como la seguridad, la salud y la justicia tributaria. 

Etiquetar alimentos para que el consumidor conozca los componentes de los alimentos y le permita tomar decisiones parece un lujo para el Uruguay comparable a un Smart TV en Piedra Sola, además de restarle libertad de elección al cliente.

Si el gobierno espera que todos los clientes de los comercios se detengan a leer uno a uno los componentes de cada producto entonces va a bajar el volumen de negocio pues las 12 hs de atención al público serán totalmente insuficientes.  

Pero aun más imaginemos por un instante a Doña Carmen y Don Héctor en una superficie comercial leyendo la composición química de un postre industrializado expresado en términos tales como microgramos, miligramos, iones por decilitros, grasas trans saturadas 2% UI, enlaces cistrans 0,4%, enlaces covalentes y oxidrilos en cadena 3%, concentración de Na y de P por volúmenes de peso seco...indudable que no es información para que los clientes tomen decisiones a menos que las etiquetas digan “este producto produce cáncer diabetes o mal de ojo o al menos, Es Perjudicial para la Salud”.

Si así fuera entonces volveremos todos rapidamente a las casas quinta huyendo raudamente de los morrones transgénicos, los agrotoxicos y conservantes ...ni un yogurt deberíamos consumir.  

Pero somos organismos bioquímicos que reciben químicos tales como el agua hasta el oxígeno pa empezar... 

Otra perspectiva es que el etiquetado sea expresión de una política para combatir la obesidad como factor de riesgo cardiovascular... pero el gobierno debe saber que el favor más relevante que incide de manera superlativa en la obesidad es el sedentarismo por tanto la política eficaz es invertir en la educación física y el deporte competitivo, obligatorio en primaria, secundaria y en la Universidad incluyendo la educación física en la malla curricular.

Esto no solo tendría efectos positivos en controlar la obesidad sino y sobretodo en generar en los jóvenes hábitos saludables de vida, buenos comportamientos sociales y valores humanos como la solidaridad, la confianza, el respeto, la integración, el trabajo en equipo.

Pero la sospecha acerca del fin, propósito y objeto del etiquetado de alimentos, mayormente elaborados por empresas transnacionales, tiene sin dudas un contexto ideológico que es el luchar contra las clases dominantes opresoras del proletariado, luchar contra el capitalismo a capa y espada elevando al cenit las banderas y estandartes marxistas, vieja y obsoleta dialéctica del comunismo y del socialismo utópico.

Mañana será el turno de las empresas de televisión por cable como ya lo fueron las radios con esa imposición de emitir al menos un 30% de música nacional.

Está más que claro que sí de clases dominantes se habla el Estado y la clase política es la primera siempre y por lejos, nos dice lo que tenemos y lo que no tenemos que comer, beber, leer, escuchar, bailar, comprar o no comprar, fumar o no fumar, consumir o no consumir y somos además según el gobierno los genuinos responsables y los alfa y omega de la generación de basurales... no Adeom.

Mientras unos etiquetan alimentos seguimos siendo el país con mayor índice de consumo de alcohol del mundo y Vázquez sigue coleccionando pelucas de todas las Universidades del mundo y Mujica en una loca carrera rumbo al Óscar...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º