ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Escalofriante informe


@|Un completo y aterrador dossier liberado recientemente por un ex-oficial de las Naciones Unidas, revela que empleados de esa entidad han perpetrado, solo en la última década, más de 60.000 violaciones. Y lo que es más, el informe estima que dicha organización emplea actualmente a, por lo menos, 3.300 pedófilos.

En los últimos diez años, y bajo la excusa y el manto de ayuda humanitaria, las Naciones Unidas han estado violando y saqueando países a través del mundo. El problema se ha salido tanto de control, que ha impulsado al antiguo miembro de la organización, Andrew MacLeod, a denunciarlo y facilitar evidencia al secretario del Departamento para El Desarrollo Internacional (DFID, por sus siglas en inglés) británico, Priti Patel.

De acuerdo al exclusivo reporte publicado por “The Sun”, el informe revela que, además de los 3.300 pedófilos trabajando para la organización en la actualidad, miles de abusadores y depredadores sexuales más intentan, específicamente, acceder a trabajos de ayuda humanitaria y “caritativa” para estar cerca de mujeres y niños en situación vulnerable.

De acuerdo con MacLeod, cualquiera que intente denunciar tan horripilante situación, es silenciado y expulsado.

Mientras compartía su dossier con “The Sun”, advirtió que el ascendente escándalo por abusos sexuales está en la misma escala o nivel que los de la Iglesia Católica.

Y agregó que, aunque el reporte habla de que son 3.300 los empleados en la nómina actual que son pedófilos activos,estima que el número es mucho mayor.

Asimismo, considera que la cifra de 60.000 violaciones es solo una fracción de la realidad, ya que solo una de cada diez violaciones cometidas por trabajadores de la ONU/UNICEF son reportadas.

MacLeod, ex-jefe de operaciones del Centro de Coordinación de Emergancias de la ONU en los Balcanes, Ruanda y Pakistán, también habló de encubrimiento por parte de oficiales de la organización. “El sistema está en falta”, finalizó.

Y consideró que la política de la ONU de “cero tolerancia” al abuso sexual no es suficiente y desafió al Secretario General de la ONU António Guterres a que retire la inmunidad diplomática a todas las personas acusadas de violencia sexual para que puedan ser juzgadas, especialmente las acusadas de abuso infantil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas