ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El error de Marx


@|En la vieja Unión Soviética circulaba un chiste que tiene algo de macabro, se decía que aquellos que leyeron el Capital de Marx eran los comunistas, pero los que lo entendieron eran los anticomunistas.
Sin ser tan crítico con respecto al pobre Marx que en su época se adelantó a algunas cosas, hay que reconocer que se equivocó en algo estratégico.
Marx definió la plusvalía (hoy se la llama creación de valor) y eso es algo que toda empresa debe generar para poder reinvertir, arriesgar, innovar si quiere mantenerse en el mercado. 

Marx que sabía de economía, pero no de sociología, simplificó la cosa y dijo, démosles los medios de producción a los trabajadores y ellos serían los dueños de la plusvalía. 

Lo que no entendió es que cuando un grupo de personas debe decidir entre ahorrar, invertir, arriesgar e innovar o beneficiarse de inmediato, lo que gana es lo último, a veces por mera necesidad. 

El resultado es que las empresas no innovan, no invierten, no mejoran, no toman riesgos, entonces la plusvalía cae y la empresa muere. Es como ordeñar una vaca y no darle de comer, así de simple. 

Peor si la dirección de esas empresas las maneja el Estado a través de un funcionario, cuyo principal objetivo es aprovechar su posición y por supuesto no arriesgar nada.  

Esta simple realidad sociológica, donde nadie asume riesgo ni se invierte, llevó al colapso a la URSS y al estancamiento en Cuba (ahí mataron el capitalismo liquidando la plusvalía) y Cuba quedó detenida en 1960 porque no tiene recursos para reinvertir. Lo mismo está ocurriendo en Venezuela. (Y no me vengan con el cuento del bloqueo, por favor). 

Hoy hay gente que sigue creyendo en esa fórmula propuesta por Marx y no es capaz de entender porqué fracasó en tantos países y circunstancias.
La respuesta es simple: el que se arriesga merece ganar y mientras no haya oportunidades para arriesgarse nadie lo va a hacer y la economía se va a estancar más y más. 

Por favor, aprendan de la historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas