ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Época de terneros flacos


@| Gobierno dilapidador como en época de vacas gordas, exponiendo la soberbia, la pobreza moral y una ineficacia mortal. 

Este es un país que quienes lo administraron no concibieron la necesidad de especializarse en política mundial, para por lo menos copiar de países con similitud territorial, estados acotados, productividad de agro diversificada y fundamental formación cultural y ética, que defienda a cada uno de los nativos de la patria. 

Los gobiernos frentistas gastaron como si la contribución ciudadana dispusiera de bienestar insuperable (vacas gordas). Nada más irreal: el pueblo sobrevive en época de terneros flacos y el gobierno explotador consume como en época de vacas gordas. 

El dinero ajeno tiene más valor que el propio. Los delitos intelectuales de representantes del mismo gobierno deben ser perseguidos para simbolizar la pureza desde el poder. Que nadie que sea corrupto se salve por omisión o por amiguismo. 

La expresión de igualdad ante la ley, nativos y emigrantes se cumple a cabalidad controlado por la justicia. Pero a nivel de empresas nacionales o internacionales existen vastas excepciones a favor del capital extranjero en desmedro de la producción nacional. La injusticia tributaria promueve desestímulo empresarial, desempleo y desilusión social. El desconocimiento y la soberbia gubernativa distorsiona la convivencia entre actores sociales.
No se compraron 4x4 pero llenaron las rutas nacionales con 10.000 vehículos más de flota del estado. Con útiles de pesca, valijas de todo tipo aparentando un país saneado y rico que no sabe qué hacer con tanto dinero en las arcas y se da el extraño lujo de demostración exponencial de compras nunca visto e innecesario en la historia del país. 

La similitud entre el delincuente que roba al pobre y el estado que sustrae del esfuerzo a trabajadores y jubilados que transitan crisis en sus economías. 

Conflicto de intereses, generado en forma asidua, con el estado, Salud Pública y Banco República. Negociados por acción u omisión, licitaciones dirigidas o inexistentes. 

Este no es el país deseado por uruguayos bien intencionados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º