ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

No al voto consular y/o epistolar


@|El gobierno y su partido político, caprichosamente, insiste en imponer el voto consular y epistolar pese a que el pueblo ya se manifestó en contra del mismo. 

No es cierto que será solo consular, pues en muchos países los consulados están a miles de kilómetros de la residencia de los uruguayos en ese país, por lo cual el voto consular se transformará en un voto epistolar.
¡Vaya paradoja! Intentan imponer y permitir un voto “a la distancia” y donde no se reside, cuando no me permiten votar en otro departamento que no sea mi residencia y tampoco empadronar un auto en un departamento en el cual no resido. 

Ya debimos soportar la embestida de los uruguayos que viven en el exterior y llegaron a Uruguay para depositar el “voto Buquebús” y de inmediato retornar para disfrutar su residencia fuera del Uruguay.
Además de lo indicado en la constitución, es porque considero que ningún uruguayo que no viva dentro del territorio nacional tiene derecho a imponernos un gobierno que vamos a tener que soportar, para bien o para mal, los uruguayos que nos quedamos acá, que pagamos los impuestos acá, que soportamos la patente más cara del mundo, que debimos soportar 10 años de un gobierno cuyo partido político fue el mayor opositor que tuvo el presidente de turno. 

En conclusión, si quieren juntar votos, que lo hagan dentro del territorio nacional gobernando como se debe y no intenten “pescar” votos de gente que ni enterada está de cuál es nuestra situación. 

La inseguridad, la debacle en la enseñanza, el perverso sistema de salud impuesto, la corrupción, la vida indigna de jubilados y ancianos, el desconcierto de la juventud, se viven acá dentro y se miran desde afuera.
Por lo tanto, miren desde afuera y dejen que los uruguayos que vivimos y sufrimos en Uruguay decidamos en elecciones libres, quién nos debe gobernar. 

Los uruguayos que viven en el exterior (incluyo a mis hijos) no tienen derecho a venir votar y hacer las del cuervo, después levantar vuelo e irse.
También va una advertencia a los uruguayos que intentan retornar definitivamente: el gobierno no les ha informado realmente cómo es el sistema del retorno. 

Los consulados en el exterior son ineficaces y tampoco ayudan al uruguayo en su retorno. 

Les ha vendido expectativas solamente para lograr su retorno y que sean una cifra más en las estadísticas. Fue una actitud perversa de este gobierno, dado que en nada los ayudó en su retorno; la burocracia y las limitaciones en el desarrollo de sus iniciativas, los han hecho perder su capital y sus esperanzas. 

Luchemos desde ya contra este atropello de nuestra decisión soberana ya laudada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas