ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Ennoblecer nuestro idioma


@| En estos días, en los que se conmemora un nuevo aniversario del nacimiento de José Pedro Varela, es bueno recordar a aquellos que honraron su obra, dejando para la posteridad aportes fundamentales para bien de la educación de nuestro país. 

Tal es el caso de dos maestros, que a inicios de los años veinte, comenzaron a escribir obras muy significativas para la enseñanza de nuestro idioma.
Esos maestros, jóvenes por aquellos tiempos, fueron Roberto Abadie Soriano y Humbero Zarrilli.  

Al realizar su primeros libros de enseñanza, Abadie decía que estaban destinados a “ennoblecer la enseñanza de nuestro idioma...y dar a esta asignatura fundamental, un soplo de belleza y alegría que la tornase amable para el maestro y el alumno”. 

No cabe duda de que el correcto aprendizaje del idioma es materia fundamental para formar a los alumnos en la carrera estudiantil que les depara el futuro. 

Aunque parezca poco cierto, saber conjugar un verbo, saber hablar correctamente, ayudan mucho a razonar y pensar, además de permitir al educando comprender adecuadamente lo que está leyendo. 

Hoy en día estamos asistiendo a una crisis del idioma que no tiene parangón; hay serios problemas de comprensión de la lectura, al leer y escribir hay alumnos que tiene serias dificultades para diferenciar una palabra de la otra, al tiempo que les cuesta enormemente pronunciarlas.
Lo peor de todo, es que hay profesionales que también tienen serias dificultades para escribir correctamente, lo cual hace de esta problemática un asunto muy preocupante. 

Por si fuera poco, tenemos que agregar el mal uso de medios tecnológicos, como es el caso de los celulares, donde una gran mayoría de usuarios, para escribir rápido, simplifican palabras o directamente ponen solo algunas letras, por lo cual es casi como hablar en clave morse. 

A eso debemos agregar la mala idea de algunas agencias de publicidad que escriben palabras con letras que no corresponden o las escriben al revés, supuestamente con la finalidad de generar la atención de los transeúntes.
Como corolario, se sabe que en algunos centros educativos se enseña lenguaje por medio de la fonética, con los resultados que ello genera, es decir, que el alumno escribe lo que le parece, según su oído y comprensión.
Mucho me preocupa esta situación, dada la crisis educativa que se está dando a todos los niveles; para colmo ya se anunciaron fuertes recortes financieros que afectan profundamente la calidad educacional y curricular.
Como me gusta decir en mis cartas, espero que esta situación cambie a la brevedad posible, que las futuras generaciones del Uruguay tengan mejores chances de acceder a conocimientos que les serán fundamentales, tanto para su desarrollo como personas y ciudadanos, además de tener mejores y verdaderas oportunidades laborales.

Que así sea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º